jueves, junio 12, 2014

La Colmena visita la casa de sanación y saberes más grande de Venezuela

Ya nos acercábamos a cumplir un año desde nuestra última visita a Venezuela y tuvimos el gusto de poder volver a la tierra del relámpago del Catatumbo, el cual rodea la cuenca del gran lago de Maracaibo en el estado  Zulia. Como hemos venido haciendo, no complació en este viaje a conocer nuevos espacios y también reconectar con amigxs que hemos tenido desde hace mucho.

En esta ocasión pudimos compartir en varias oportunidades en el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (S.A.H.U.M.). Esta casa de sanación y saberes es el centro hospitalario más grande de Venezuela, con casi 6mil empleados y cuenta con la primera sede del Servicio de Atención y Orientación al Indígena (S.A.O.I.),  donde se implementa asistencia a pacientes indígenas y sus familiares de los Pueblos Wayuu, Añu, Yukpa, Bari, Japreria, entre otros pueblos, los cuales se estiman son entre 50 y 60 %  los pacientes originarios que asisten al SAHUM. 

Desde que la Doctora Noly Fernández asumió la Dirección General del SAHUM a mediados del año pasado, como co-fundadora de la Dirección Nacional de Salud Indígena, la Doctora Fernández, ha creado e impulsado políticas sobre interculturalidad en la Salud. El SAHUM también ha logrado incorporar la dieta típica de los Wayuu y otros indígenas que viven en el Zulia incluyendo la chicha de maíz como parte de los alimentos que componen el menú  hospitalario  que se sirve en este recinto. Además de integrar alimentos tradicionales en el menú hospitalario, también se ha logrado el uso de la hamaca en pediatría para lxs bebes recién nacidos y se esta sensibilizando el área de Gineco-obstetricia sobre la importancia del parto vertical.   

El SAHUM ahora cuenta con una Sección de Gestión  Ambiental, que busca articularse con procesos ecológicos ya existentes en la ciudad de Maracaibo y en todo el Zulia, en aras de fortalecer el desarrollo de iniciativas ambientalmente sostenibles,  que den más vida y cultura a los diversos espacios del hospital.

La abejas tuvimos la oportunidad de compartir la historia de Mesoamérica Resiste en tres espacios distintos en el SAHUM que incluía los empleados, la directiva y miembros de la comunidad que respaldan los esfuerzos que se están desarrollando en el hospital.  En estos espacios pudimos aterrizar unas ideas del reemplazo de mega-proyectos de hidrocarburos para la generación eléctrica, por mega-proyectos de energía solar o eólica, los cuales no necesariamente solucionan todos los problemas relacionados con el modelo energético.

Es de mucha importancia distribuir la generación energética para que no sea centralizada, y el SAHUM puede ser un espacio ideal para un proyecto piloto de generación solar y eólica a pequeña y mediana escala para que pueda generar parte de su propio consumo energético.

Al igual que la producción de energía, la clasificación de los desechos producidos por el hospital es otro asunto que está planteado desde la mencionada Sección de Gestión Ambiental,  ya que con la separación de residuos sólidos,  desechos del cafetín y cocina, junto a las hojarascas de los árboles, se puede hacer “compost” o abono orgánico, para además de satisfacer las necesidades del equipo de jardinería ,  fortalecer también las huertas de hortalizas y plantas medicinales que se están consolidando en el hospital.

En todos los espacios donde pudimos compartir las historias de Mesoamérica Resiste, fue recibido con entusiasmo por parte de las personas presentes, quienes expresaron un aprecio profundo por las iniciativas de La Colmena y el trabajo de Polinizaciones que nos lleva a distintos espacios, compartiendo las realidades del mundo en que vivimos por medio de los dibujos.

Fotos Gracias al Equipo de Prensa SAHUM