jueves, julio 24, 2014

Conociendo las Melipona y Meliponicultores de Mara


En el recorrido que hicimos, repasamos lugares que por años hemos transitado pero que realmente nunca tuvimos el momento de parar a conocerlos bien. Muchos de estos lugares quedan en el Municipio de Mara y justo quedan cerca de la ruta por donde sale el carbón de las minas de Guasare y Paso Diablo en góndolas/tractor-mulas a los puertos de Minas de Carbozulia, también por donde va salir el carbón si Puerto Bolívar se vuelve realidad. Muchas de estas comunidades como 4 Bocas, Carrasquero, el Moján, Nueva Lucha,  al verlas no son consideradas mayor cosa. El paisaje es seco, con un sol ardiente y como mucho del Zulia, los residuos plásticos y desechos abundan en un paisaje deforestado y dominado por contaminación y por especies invasivas como el neem. Por lo que se ve a primera vista, es fácil pasar por este territorio y solo querer seguir y no conocer más de lo que hay.

Con una amiga garza de ascendencia Añú pudimos conocer más de este territorio. La amiga garza nos llevaba junto a sus hijas a conocer los mangles y las casas de distintas personas en el municipio. Esta garza tiene un proyecto socio-productivo conocido como Hierba Buena que hace una variedad de productos artesanales de cuidado y aseo corporal producidos con ingredientes naturales una gran parte recolectados en la región. Nuestra amiga garza nos mostró como está poniendo en práctica los conceptos de auto sustenibilidad, economía local, aprovechamiento de materias primas naturales y medicina alternativa. De los productos locales que se usa en Hierba Buena incluye manzanilla cultivada y cosechada en las comunidades del ríos Socuy, canela, aceite de coco producido en la laguna de Sinamaica, aceite de cocinar reciclado, y esponjas vegetales (estropajo). En Hierba Buena también están experimentando extraer distintos aceites de nueces y pepas por ejemplo marañón. Además de usar la cera y la miel de abeja, abejas Apis y también Melipona.     

En los patios de ciertas casas en Mara, unos en fincas en lo rural y otras en casas en los centros poblados, bajo arboles de neem y bohíos de hoja de palma se encuentra tubos de PVC y cajas de madera colgados desde las ramas o las vigas de las estructuras, estos objetos tienen la mayoría de sus entradas tapadas con barro como si fueran hechos en adobe y tienen una entrada en forma de un hueco pequeño en la parte frontal de la estructura. En la mayoría de estas entradas uno encuentra un par de ojos, antenas y unas mandíbulas mirando todo lo que rodea la entrada a su hogar.  Incluso en una casa encontramos un hueco en los ladrillos y allí estaba de guardia los ojos, antena y mandíbulas. Finalmente, después de mucho tiempo de estar cantando y zumbando las maravillas de las abejas Meliponas pudimos finalmente conocer unos Meliponicultores.

Nos comentaba la garza que hay unos Meliponicultores hacen capturas en los mangles ya que la Melipona es un polinizador del Mangle Negro que da una flor blanca pequeña. Por los efectos del fenómeno climático El Niño, la época de lluvia que se supone que llega entre mayo y junio  nunca llegó este año, por esto los ríos en todo el Zulia están muy bajos y por la falta de agua pues las plantas no están dando flores y como no hay flores no hay alimento para polinizadores como las abejas. Entonces aunque pudimos conocer las Melipona no pudimos probar su miel la cual tiene propiedades medicinales, puesto que la sequía ha impactado todo su sistema ecológico.

Además de estar viviendo y creando familia en su territorio de origen, realizando sus intentos de un mundo mejor desde allí, los esfuerzos de la garza nos inspiran mucho sobre qué tipo de proyectos productivos ecológicos podemos desarrollar en nuestra comunidad para sobrevivir, tal cual como se ve en la escena en el panal de la economía solidaria. Gracias a la garza pudimos realizar un taller de análisis y explicación del telón de Mesoamérica Resiste en la casa cultural Ciénaga de Reyes, de la parroquia La Sierrita del Municipio Mara, dirigido a miembros de la comunidad y a los animadores Culturales de la Misión Cultura Corazón Adentro, la cual cuenta con el apoyo de algunos colaboradores cubanos los cuales también participaron en el taller, esto permitió que el espacio tuviera la participación de una variedad de personas en donde todos aportaron mucho conocimiento desde sus experiencias.  

La problemática de la Carbonífera en el Guasare, la minería de carbón en la Sierra de Perijá y su transporte a los puertos de la costa aterrizó en la realidad local. La minería perjudica a las comunidades de la región con contaminación y la degradación de su calidad de vida, cualquier pequeño beneficio que se puede generar de la minería nos es a beneficio de las comunidades y ecosistemas impactados, es para los políticos regionales y dirigentes de entidades como Corpozulia. 

Aunque los distintos sitios se sienten ajenos uno del otro la verdad es que son todos un territorio que lo que pasa a uno impacta a todos, desde los bosque que rodean los ríos Socuy, Cachirí, Maché y Guasare en la Sierra de Perijá, por las sabanas áridas de Mara y la Guajira, hasta las playas y mangles del Golfo de Venezuela y el Gran Lago de Maracaibo. Esperamos que nuestro pequeño aporte de usar Mesoamérica Resiste para concientizar las comunidades que están en el camino del carbón sea un apoyo en la lucha para proteger este territorio dando referentes a las comunidades de las diversas estrategias que se pueden poner en práctica para esta luchas.

viernes, julio 04, 2014

Pollinating the Islands of the Great Chief Nigale

During this trip to the state of Zulia we were able to visit the islands of Toas and Zapara in the Gulf of Venezuela, that today belong to the Municipality of Insular Padilla. Padilla and the coastal zones of Mara and Maracaibo, to the west of the Gulf of Venezuela and Lake Maracaibo, is part of the ancestral territory of the Añú people, a original peoples with a history of great history of struggle and resistance against the Spanish conquest.

The Cacique Nigale, hero of the Añú people, at one point was captured and spent a long time as a slave of the Spanish in the city of Rodrigo (today's Maracaibo). Upon being liberated in 1573 he organized resistance and a sustained attack against the Spanish with a flotilla of canoes showering flaming arrows. This resistance lasted until his capture and consequent torture and assassination by hanging in 1607.

Today there is another threat to this territory. Port Bolívar or Port América is a project that is part of IIRSA, the Initiative for the Integration of Regional Infrastructure of South America, with the intent of exporting coal mined from the Perijá mountains to markets in Europe and North America. The construction of Port Bolívar means taking over beaches on the islands of San Bernardo, San Carlos, Pájaro and Zapara and building offshore: docks for coal and oil platforms. It also requires dredging to build various canals for transportation, it would move enormous quantities of sediments and metals, deposited on the bottom of the Gulf, creating an impact of colossal proportions that are scientifically difficult to measure or predict.
 
This would have devastating results for the almost 20,000 people that live directly or indirectly off of small scale fishing, and for the processors of shrimp and crab in the lake, and at the same time they would lose almost 40 kilometers of the best beaches of the municipalities of Mara and Almirante Padilla, with the construction of a highway from the Norte and Cachirí mines to Port Bolívar.

These days, as a people, the Añú who are “people of the water”maintain their territory, artisan work, small scale fishing, and traditional homes called palafitos (stilt houses), but the Añú language is nearly lost. Even though there are thousands of Añú people, there are very few who still identify as Añú or in some cases even know they are Añú, the majority of those living in the area of the Sinamaica Lagoon.

Nigale led by orienting his resistance strategy from the top of the hills of the island of Toas, the same mountains that are now disappearing. One can say with certainty that the first mineral exploitation in the state of Zulia was the limestone rock from the hills of Toas island, for which the Royal Charter of 1591 ordered mayors Rodrigo de Argüelles & Gaspar de Párraga to exploit these mines. 

Today what is left of the mountains has been excavated, eroded, and in some parts is completely gone. These peaks, the tallest in the lake basin, are being excavated and exploited for a considerable amount of limestone, but paradoxically none of the workers or the people in the community are fully benefiting from it, since the great majority of profit is in the hands of the big business owners and public functionaries, while the environment is being destroyed, sacred sites are being lost, the island is being polluted, and the people of the island aren't getting any of the gains. 

The reality of the islands isn't so idyllic. Contamination from plastic waste dominates the landscape of the islands, and the majority of the youth have abandoned or completely forgotten their Añú roots and migrated to the cities, due to the lack of work and the hazy, uncertain future that is hard to make out after the limestone is all gone, which is the main source of employment here. 

Animal species endemic to this place are more and more scarce, and communities don't have access to healthcare services, especially at night when there isn't transportation between the islands and the mainland.

However, not all is lost, flora and fauna of the area are still protected and there are many mangroves of good size. Scarlet ibis, roseate spoonbills and flamingos still make their home in this area. 

In our travels we met a dolphin that was very worried about the situation in its territory, and thanks to the effort and labor of this dolphin there is now a project of building eco-walls at the school of the island. Using more than 3 thousand plastic soda bottles to create three benches in the form of a horseshoe, with a double use as a dining area and also an alternative classroom space. The basic idea is to promote this construction technique, using recycled plastic all over Insular Padilla, especially with the poorest families that live in houses made of boards and zinc roofing shingles.

As part of this process of consciousness raising and education, thanks to the director of the School of Toas Island and the dolphin, we had the opportunity to share and pollinate Mesoamérica Resiste with the students of the school. Energized and animated by our presence they were very attentive to all of the information that we shared through the banners. The scenes about the cruise ship and tourism, the highway being blockaded by squashes (representing workers), the displacement of the mangroves, and beehive of solidarity economy, were all grounded in the realities that they live here. Everyone there liked the work so much that we left posters with the dolphin and the director so that they can keep working with them with the students.

This experiment with permaculture and bioconstruction is not unique on the islands. In Zapara you can find the Latinoamérica Hostel, which also incorporates agroecology and bioconstruction in its tourism work. Various local people had showed interested in the introduction of eco-tourism, tourism that doesn't affect or alter in any way the environment, that helps the community and doesn't destroy it, however information is vital in this process. If the Bolívar Port is built, the ancestral mangroves and beaches will be covered up and seriously endangered.

The islanders should generate their own solutions to the problems of uncontrolled management of waste, as well as declaring certain areas untouchable as natural reserves of the community. The project of the port, just like the mining of lime, is not going to help the island community. It could generate jobs but the long term contamination and destruction of the water, the hills, the mangroves and beaches that give sustenance and life, eliminates the possibility of having healthy territory that is suitable for living on.

Although the context of the Padilla island like all of Venezuela is very challenging, we saw that there exist people with the knowledge and the motivation to be able to change the daily reality of these communities. All that's missing is that more people learn, share, and support these initiatives that are clearly for the benefit everyone.



Drawing done by a student after the talk about Mesoamérica Resiste

sábado, junio 28, 2014

Polinizando las Islas del Gran Cacique Nigale



En esta visita al Estado de Zulia pudimos conocer las islas de Toas y Zapara en el Golfo de Venezuela que hoy en día pertenecen al Municipio Insular Padilla.  Padilla y la zona costera de los Municipios de Mara y Maracaibo, el oeste del Golfo de Venezuela y el Lago de Maracaibo, es parte del territorio ancestral del pueblo Añú, un pueblo indígena con una gran historia de lucha y resistencia a la conquista española.

El Cacique Nigale héroe del pueblo Añú en un momento fue capturado y duró mucho tiempo como esclavo de los españoles en la Ciudad Rodrigo (actual Maracaibo),  que al ser liberado en el año 1573 organiza una resistencia y ataque constante a los españoles a punto de flotillas de canoas disparando una lluvia de flechas encendidas. Esta resistencia duro hasta su captura y consecuente tortura y asesinato ahorcado en el año 1607.

Hoy la amenaza a este territorio es otro, Puerto Bolívar o Puerto América es un proyecto que conforma parte de la Iniciativa de Integración de Infraestructura Regional de Sur América-IIRSA con el propósito de exportar carbón minado de la Sierra de Perijá a mercados en Europa y Norteamérica. La construcción de Puerto Bolívar implica rellenar playas en las islas San Bernardo, San Carlos, Pájaro y Zapara para construir mar adentro: muelles carboníferos y patios petroleros. También implica dragados para conformar varios canales de navegación, movería enormes cantidades de sedimentos y metales depositados en el fondo del Golfo, lo que originaría un impacto de descomunales proporciones científicamente difícil de medir y prever.

Esto resulta en la ruina de casi 20 mil personas que viven directa e indirectamente de la pesca artesanal, de las procesadores de camarones y cangrejos en el Lago, al mismo tiempo se perderían casi 40 kilómetros de las mejores playas de los municipios Mara y Almirante Padilla, al construirse desde las minas Norte y Cachirí una carretera hasta Puerto Bolívar.  

Actualmente como pueblo, los Añú los cuales son un “pueblo de agua” mantienen su territorio, sus manualidades, la pesca artesanal y sus hogares tradicionales, los palafitos, pero la lengua Añú ya quedó en el desuso y aunque hay miles de personas Añú, son pocas personas que todavía se identifican, que se asumen o hasta que saben que son Añú, la mayoría de esas personas viviendo en el sector de la Laguna de Sinamaica. Nigale comandaba orientando su estrategia encimado de los cerros de la Isla de Toas, los mismos cerros que se están desapareciendo. Se puede asegurar con certeza que el primer mineral explotado en el estado Zulia, fue la piedra caliza de los cerros de la Isla de Toas, por lo cual la Real Cédula del año 1591, le ordena a los alcaldes ordinarios Rodrigo de Argüelles y Gaspar de Párraga.

Hoy lo que quedan de los cerros está excavados, erosionándose y en algunas partes completamente desaparecidos. Estos cerros, los más altos en la cuenca del lago se están excavando y explotando una cantidad considerable de caliza, pero paradójicamente ni los trabajadores ni personas de la comunidad se benefician por completo, dejando la gran mayoría de los ingresos en manos de grandes empresarios y funcionarios públicos, mientras que esto deja a su paso destrucción ambiental, la perdida de sitios sagrados y la contaminación que se está generando en la isla y no un ingreso para los habitantes de la isla.

Mientras que la realidad de las islas no es tan idílica, la contaminación de residuos sólidos de plástico dominan el paisaje de las islas, la mayoría de jóvenes debido a la falta de trabajo y el obscuro futuro que se vislumbra después que se liquide totalmente la piedra caliza el cual es la principal fuente de empleo, hayan abandonado y olvidado por completo sus raíces Añu y migrado a las ciudades.
 Las especies de animales endémicos cada vez son más escasas y las comunidades no tienen acceso de a un servicio de salud pleno, sobre todo en las horas nocturnas cuando no hay transporte desde tierra firme y las islas.

No obstante no todo está perdido, ya que la flora y fauna propias del Municipio todavía se conservan existen  bastantes mangles y de buen tamaño. Corocoros, patos pico cuchara rosados, y flamencos también se aprecian en el municipio  En nuestro viaje conocimos a una delfín que anda muy inquieta por la situación de su territorio y gracias al esfuerzo y labor de esta delfín, se ha consolidado un proyecto de eco-ladrillos en el liceo de la isla, usando más de 3 mil envases plásticos de gaseosas se crearon tres bancos en forma de herradura con un doble propósito, utilizarlos como comedor y aula de clases alternativa. La idea fundamental es impulsar esta técnica de construcción usando residuos plásticos reciclados en todas las islas, sobre todo a las familias más humildes que viven en casas de tablas y láminas de zinc.

Como parte del proceso de concientización e información gracias a la directora del Liceo U.E.N “Isla de Toas” y la delfín, tuvimos la oportunidad de compartir y polinizar Mesoamérica Resiste con los estudiantes del liceo. Energéticos y animados por nuestra presencia, estuvieron muy atentos a toda la información que se relató por medio del telón ya que escenas como el crucero y el turismo, la carretera bloqueada por las auyamas, el desplazamiento en los mangles y la economía solidaria del panal  fueron aterrizadas de las realidades que se viven allí. Todxs presentes les gustó tanto el trabajo que la delfín y la directora quedaron con afiches de Mesoamérica Resiste con los cuales  siguen trabajando con lxs alumnos.

Esta experimentación de permacultura y bioconstrucción no es la única en las islas, en Zapara se encuentra el hostal Latinoamérica que también ha incorporado la agroecología y bioconstrucción en la propuesta turística.  Varios lugareños  han mostrado su interés en la introducción del Eco Turismo, un turismo que no afecte ni altere de ninguna forma el ambiente, que ayude la comunidad y no la destruye, sin embargo  la información es vital en este proceso. Si el Puerto Bolívar, llegara a realizarse los mangles ancestrales y las playas quedaran opacadas y viéndose seriamente afectadas y en peligro.

“Los isleños y las isleñas” deben generar soluciones propias a los problemas relevantes de manejo de desechos descontrolado además de declarar ciertos lugares como intocables, como reservas naturales de la comunidad. El proyecto del puerto, como la mina de cal no va ayudar a la comunidad isleña,  podría generar empleos pero a largo plazo la contaminación y destrucción de las aguas, los cerros, mangles y las playas  que dan sustento y vida elimina la posibilidad de tener un territorio sano y apto para vivir.

Aunque el contexto del Insular Padilla como todo Venezuela está bastante desafiador, percibimos que si existen las personas con el conocimiento y las ganas de poder mejorar la realidad cotidiana en estas comunidades, lo único que falta es que los demás aprendan, eduquen  y apoyen estas iniciativas que tienen claridad de como traer beneficio a todxs.


Dibujo hecho por un estudiante luego de la charla Mesoamerica Resiste

martes, junio 24, 2014

Pollinating on the eve of the 5th Venezuelan Congress of Biological Diversity

In 2008, when the Beehive visited Venezuela for the first time, we shared the Plan Colombia graphic campaign at the Bolivarian University of Venezuela (UBV) in Maracaibo. After more than six years, in May of this year we returned to UBV and shared the Mesoamérica Resiste graphic, thanks to the Biology, Environmental Management, and Agroecology professors. This was an activity leading up to the 5th Venezuelan Congress of Biological Diversity, and the graphic includes many of the same themes talked about at the Congress.

During this visit, under the shade of the trees in front of the rector's office, we spent a couple of hours sharing the history and stories of Mesoamérica Resiste with a group of people who were very interested, while iguanas passed by on the grass where we were sitting, sharing stories and knowledge about problems with genetically modified crops, patenting of native seeds, coal mining in the Perijá mountains, and deforestation caused by cattle ranching.

We want to take the opportunity to extend the invitation to attend the 5th Venezuelan Congress of Biological Diversity that is taking place in Maracaibo between July 21st and 26th, a space that for the past four years has been building an urgent debate over territoriality as a key issue in the defense of all life. The Congress includes a variety of activities for a diverse public, including forums, video debates, expositions, discussions, cultural activities, activities for children and youth, artistic actions, screen printing on clothing, space for trading/bartering, and much more.

Amongst the topics that will be addressed are agriculture and displacement, communal economies and territory, gender and territoriality, participatory mapping of territories, water as territory, education for conservation, and conversation of threatened species and strategic areas.

Because of other commitments we can't participate in the Congress, however it is a very interesting and valuable process, an important example of how an ecological movement can build and strengthen a network. Venezuela, as a country that is completely dependent on the exploitation of hydrocarbons, urgently needs more spaces like this to begin to create a change in the face of how this land and the planet are being treated.

Whoever can participate should register on the website, and we hope to be able to participate in the Congress in the future.

martes, junio 17, 2014

Polinizando en visperas al V Congreso Venezolano de Diversidad Biológica

En el 2008 cuando la Colmena visitó por primera Venezuela compartió la campaña gráfica de Plan Colombia en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) Sede-Maracaibo. Luego de seis años, el pasado mes de Mayo volvimos a la UBV y compartimos Mesoamérica Resiste gracias a los profesores de biología, gestión ambiental y agro-ecología. Esta fue una actividad previa al V Congreso Venezolano de Diversidad Biológica ya que la campaña gráfica demuestra muchos temas que son tratados en el Congreso.

En esta última visita bajo la sombra de unos árboles frente al rectorado, pasamos un par de horas compartiendo en torno a la historia de Mesoamérica Resiste con un grupo de personas interesadas, mientras que las iguanas paseaban por el césped donde estábamos reunidos intercambiando conocimientos sobre las problemáticas de cultivos transgénicos, los patentes de semillas nativas, la minería de carbón en la sierra de Perijá y la deforestación causada por la ganadería. 

En esta oportunidad, queremos extender la invitación al V Congreso Venezolano de Diversidad Biológica que realizará  la UBV de Maracaibo entre el 21 a 26 de julio, como escenario que lleva cuatro años construyendo el debate impostergable sobre la territorialidad como tema clave en la defensa de la vida. El Congreso como tal incluye una variedad de actividades para un público diverso incluyendo foros, video debates, exposición de carteles, conversatorios, actividades culturales, actividades para la niñez y juventud, acciones artísticas, estampado de ropa, espacios de trueque y mucho más. 

Entre las temáticas que se trabajarán están la agricultura y des territorialización; economía comunal y territorio; género y territorialidad, mapeo participativo de territorios; el agua como territorio; educación para la conservación, y conservación de especies amenazadas y áreas estratégicas.

Por compromisos no podemos participar en el Congreso, sin embargo es un proceso muy interesante, valioso y un buen referente de como un movimiento ecologista se puede ir construyendo y fortaleciendo en red. Venezuela como un país que está completamente dependiente de la explotación de hidrocarburos urgentemente necesita espacios como estos para empezar a poder crear un cambio frente al trato que se da al territorio y el planeta.

Las personas que puedan participar se deben inscribir en la página y esperamos poder participar en un futuro encuentro del Congreso. 

lunes, junio 16, 2014

The Beehive visits the largest house of healing and knowledge in Venezuela

It had been almost a year since our last visit to Venezuela, and we had the pleasure of returning to the land of the Catatumbo lightning, which surrounds the great Maracaibo lake basin in the state of Zulia. As usual, we enjoyed both getting to know new places as well as reconnecting with long time friends.

On this trip we had several opportunities to share our work at the University Hospital of Maracaibo known as SAHUM, from its Spanish language initials. This house of healing and wisdom is the largest hospital in Venezuela, with almost 6,000 employees, and it is the first site for Service of Attention and Orientation for the Indigenous (SAOI), where they attend to indigenous patients and families from the Wayuu, Añu, Yukpa, Bari, and Japreria Peoples, amongst others. Indigenous peoples make up 50 to 60% of the patients attended at the SAHUM.

Since Doctor Noly Fernández became the General Director of SAHUM in the middle of last year, and as co-founder of the National Directorate for Indigenous Health, Doctor Fernández has created and pushed for intercultural policies in healthcare. SAHUM has incorporated foods from the typical diet of the Wayuu and other indigenous peoples that live in Zulia, including a non fermented chicha de maíz (corn drink), as part of the hospital menu in this area. Besides incorporating traditional food in the hospital menu, they have also achieved using hammocks in the pediatric area for recently born babies, and are educating the Gynecology and Obstetrics staff on the importance of vertical childbirth.

SAHUM now has an Environmental Management Sector, that seeks to work with existing ecological projects in the city of Maracaibo and in the state of Zulia, to strengthen the development of sustainable environmental initiatives that give more life and culture to different spaces in the hospital.

We bees had the opportunity to share the Mesoamérica Resiste graphic in three different spaces at SAHUM, with staff, directors, and community members that support the hospital's efforts. In these spaces we were able to ground the ideas of replacing hydrocarbon mega-projects for generating electricity with solar or wind mega-projects, and talk about how those are not necessarily solving all of the problems related to our current model of energy generation.

It´s really important to distribute energy generation so that it´s not centralized, and SAHUM could be an ideal space for a pilot project for small and medium scale solar and wind power, so that they could generate part of the energy they consume.

Along with energy production, sorting the waste produced by the hospital is another topic that the Environmental Management Sector is bringing up. By separating solid waste, cafeteria and kitchen scraps, along with leaves from the trees, they can make compost or organic fertilizer, which will not only meet the needs of the landscaping staff, but will also strengthen the gardens of medicinal plants that they are growing at the hospital.

In all of the spaces where we were able to share the stories in the Mesoamérica Resiste graphic, we were received with enthusiasm by everyone present, and everyone shared their deep appreciation for the initiatives of the Beehive and the work of Polinizaciones that brings us to so many different spaces, sharing the reality of the world we live in through these drawings.

Photos thanks to the Press Team of SAHUM

jueves, junio 12, 2014

La Colmena visita la casa de sanación y saberes más grande de Venezuela

Ya nos acercábamos a cumplir un año desde nuestra última visita a Venezuela y tuvimos el gusto de poder volver a la tierra del relámpago del Catatumbo, el cual rodea la cuenca del gran lago de Maracaibo en el estado  Zulia. Como hemos venido haciendo, no complació en este viaje a conocer nuevos espacios y también reconectar con amigxs que hemos tenido desde hace mucho.

En esta ocasión pudimos compartir en varias oportunidades en el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (S.A.H.U.M.). Esta casa de sanación y saberes es el centro hospitalario más grande de Venezuela, con casi 6mil empleados y cuenta con la primera sede del Servicio de Atención y Orientación al Indígena (S.A.O.I.),  donde se implementa asistencia a pacientes indígenas y sus familiares de los Pueblos Wayuu, Añu, Yukpa, Bari, Japreria, entre otros pueblos, los cuales se estiman son entre 50 y 60 %  los pacientes originarios que asisten al SAHUM. 

Desde que la Doctora Noly Fernández asumió la Dirección General del SAHUM a mediados del año pasado, como co-fundadora de la Dirección Nacional de Salud Indígena, la Doctora Fernández, ha creado e impulsado políticas sobre interculturalidad en la Salud. El SAHUM también ha logrado incorporar la dieta típica de los Wayuu y otros indígenas que viven en el Zulia incluyendo la chicha de maíz como parte de los alimentos que componen el menú  hospitalario  que se sirve en este recinto. Además de integrar alimentos tradicionales en el menú hospitalario, también se ha logrado el uso de la hamaca en pediatría para lxs bebes recién nacidos y se esta sensibilizando el área de Gineco-obstetricia sobre la importancia del parto vertical.   

El SAHUM ahora cuenta con una Sección de Gestión  Ambiental, que busca articularse con procesos ecológicos ya existentes en la ciudad de Maracaibo y en todo el Zulia, en aras de fortalecer el desarrollo de iniciativas ambientalmente sostenibles,  que den más vida y cultura a los diversos espacios del hospital.

La abejas tuvimos la oportunidad de compartir la historia de Mesoamérica Resiste en tres espacios distintos en el SAHUM que incluía los empleados, la directiva y miembros de la comunidad que respaldan los esfuerzos que se están desarrollando en el hospital.  En estos espacios pudimos aterrizar unas ideas del reemplazo de mega-proyectos de hidrocarburos para la generación eléctrica, por mega-proyectos de energía solar o eólica, los cuales no necesariamente solucionan todos los problemas relacionados con el modelo energético.

Es de mucha importancia distribuir la generación energética para que no sea centralizada, y el SAHUM puede ser un espacio ideal para un proyecto piloto de generación solar y eólica a pequeña y mediana escala para que pueda generar parte de su propio consumo energético.

Al igual que la producción de energía, la clasificación de los desechos producidos por el hospital es otro asunto que está planteado desde la mencionada Sección de Gestión Ambiental,  ya que con la separación de residuos sólidos,  desechos del cafetín y cocina, junto a las hojarascas de los árboles, se puede hacer “compost” o abono orgánico, para además de satisfacer las necesidades del equipo de jardinería ,  fortalecer también las huertas de hortalizas y plantas medicinales que se están consolidando en el hospital.

En todos los espacios donde pudimos compartir las historias de Mesoamérica Resiste, fue recibido con entusiasmo por parte de las personas presentes, quienes expresaron un aprecio profundo por las iniciativas de La Colmena y el trabajo de Polinizaciones que nos lleva a distintos espacios, compartiendo las realidades del mundo en que vivimos por medio de los dibujos.

Fotos Gracias al Equipo de Prensa SAHUM