martes, marzo 03, 2015

Returning to Pollinate the Maracaibo Lake Basin

Photos by: Nicanor A. Cifuentes, the press team of the María Calcaño Public Library of the state of Zulia and Polinizaciones

After wrapping up a very active year of buzzing between Huila and Putumayo, we returned to the lands of the Guajira Peninsula and Maracaibo Lake to keep sharing and building relationships with our friends in these lands.

We reconnected with the process of Hierba Buena, a very beautiful, inspiring and coherent project. In the Municipality of Mara, we gathered with a group of about 20 people to participate in a workshop to make artisanal soaps, deodorants, and tooth powders. In the Venezuelan context, these workshops are extremely important for reflecting on and putting into practice how to begin to take steps to break away from dependence on oil and the culture of convenience that has plagued this country ever since the first oil well was opened up in the state of Zulia in 1914.

The products that they taught us how to make in this workshop are not only very important because they are homemade, made out of natural or recycled materials, and packaged in reused containers, but because given the problem of the scarcity of products in Venezuela, mostly because of hoarding, but also due to the lack of national production. It is a way for people to put "do it yourself" into practice and avoid the infamous long lines that last for hours and hours in front of  supermarkets and pharmacies just to get products like soap and deodorant.

Throughout the afternoon all of the participants took notes and also worked on making these products. The experience was lovely, simple, fun, and everyone took home body soap, laundry soap, tooth powder, and deodorant. These workshops are becoming more and more popular, and we invite anyone who is interested (in Venezuela or Colombia) to get in touch with the wonderful people at Hierba Buena to talk about the possibility of inviting them to do these workshops in other communities.

After the workshop we briefly shared the Mesoamérica Resiste graphics campaign, which gave a solid grounding on how these self-organized processes and homemade products are strategies of resistance in the face of the capitalist machinery that isolates people from the process of making the materials they use and need, and reducing them to consumers. 

During our time in the territory of Maracaibo Lake we also shared Mesoamérica Resiste in the María Calcaño Public Library of the state of Zulia. We did two activities at the library. The first day children colored a Mesoamérica Resiste poster while we talked with them about the themes in the graphic. This was a spontaneous methodology that kept the kids interested and participating, so they learned about the issues illustrated in the poster at the same time they were enjoying coloring.

The next day we did a presentation with high school youth and adults who listened attentively while we shared the stories that went into creating the graphics campaign, and they also contributed local stories. One of these stories was from a person who was part of an investigation years ago in the state of Amazonas where they broke up a mafia that was involved with gold mining, logging, and wild animal trafficking, and they talked about how many times the activities that destroy the earth and life happen in areas where impunity reigns.
During this visit there weren't as many opportunities to share the work of the Beehive as in past visits; after 7 years of visiting Zulia to cross-pollinate, on this visit it was really noticeable that community organization and social movements aren't as strong here as they used to be.
These days we see and feel that the situation in Venezuela is more complicated than ever and that many people have the attitude that either the State must fix things or there needs to be some kind of intervention from the outside. Not many people we talked with think that the most difficult situation in the country is "a crisis of values" and that it doesn't matter who is in the government, if the people themselves don't think critically and take control of their own lives and production and culture, things are not going to get better. We hope that the people who are fighters, autonomous, socially-minded and ethical in this sister territory of Colombia can follow the example of processes like Hierba Buena and the Wayuu organization Maikiraalasalii, to put in practice the idea that if you want to change your reality you have to start with changing yourself.
We will most likely return to Venezuela in the middle of the year, and we invite individuals, communities, and projects that are interested in sharing with the Beehive Collective and are able to organize workshops to be in touch with us so we can plan ahead. You can contact the bees at polinizaciones@gmail.com.

miércoles, febrero 18, 2015

Polinizando nuevamente en la Cuenca del Gran Lago de Maracaibo



Fotos de: Nicanor A. Cifuentes, Equipo de Prensa de  Biblioteca Pública del Estado Zulia María Calcaño y Polinizaciones. 

Terminando un año muy activo de zumbidos entre el Huila y Putumayo, retornamos a las tierras de la Península de la Guajira y el Lago de Maracaibo para seguir compartiendo y tejiendo con nuestras amigxs en esas tierras.  

Nos reconectamos con un proceso tan bonito, inspirador y coherente como es la propuesta de Hierba Buena. En el municipio de Mara nos juntamos alrededor de 20 personas participando en un taller para la elaboración artesanal de jabones, desodorantes y polvos dentales. Dentro el contexto venezolano estos talleres son de suprema importancia para reflexionar y poner en práctica de como empezar a tomar pasos para romper con la dependencia del petróleo y la cultura del facilismo que atormenta este país desde que se abre el primer pozo petrolero justo en el Estado de Zulia en 1914.

Los productos que se enseñaron a hacer en este taller de formación no solamente son de gran importancia por ser elaborados de materiales naturales o reciclados, de manera casera y empacados con envases reutilizados, sino que dada la problemática de la escasez de productos en Venezuela, sobre todo por el acaparamiento, y también la falta de producción nacional, es una manera para que las personas puedan poner en practica el “hacerlo tú mismo” y evitar las famosas colas que son de horas y horas que se forman en los supermercados y farmacias para conseguir productos como jabón y desodorante.

Durante una tarde todas las personas asistentes tomaron notas y también participaron en la elaboración de estos productos. La experiencia fue bonita, sencilla, divertida y todas las personas llevaron a casa jabón corporal, jabón de ropa, polvo dental y desodorante. Estos talleres cada vez se están volviendo más populares y de mayor interés, por ello invitamos las personas interesadas (en Venezuela y Colombia) a ponerse en contacto con las personas bonitas de Hierba Buena para hablar la posibilidad de invitarles a realizar estos talleres en otras comunidades.

Al culminar el taller se hizo un breve compartir sobre la campaña gráfica de Mesoamérica Resiste, que justo aterriza de cómo estos procesos de auto gestión y producción caseros son estrategias de resistencia ante la maquinaria del capitalismo que aísla las personas de los procesos productivos de materiales que usan y necesitan reduciéndolos a consumistas.

Durante nuestro tiempo en el territorio del Lago de Maracaibo también compartimos Mesoamérica Resiste en la Biblioteca Pública del Estado Zulia María Calcaño. Fueron dos actividades que se realizaron en la Biblioteca, el primer día con niñxs se coloreo un afiche de Mesoamérica Resiste mientras hablábamos con lxs niñxs de la temática que se muestra en el gráfico. Fue una metodología muy espontánea que mantuvo la participación de lxs niñxs que mientras disfrutaban coloreando aprendieron de los temas ilustrados en el afiche.

El día siguiente se hizo una presentación para jóvenes de secundaria y adultos que atentamente escucharon todos los relatos que aportaron a la creación de la campaña gráfica y también contribuyendo realidades locales. Uno de esos relatos fue de una persona que fue parte de una investigación hace años en el Estados de Amazonas en donde se desmanteló una mafia que se dedicaba a la minería de oro, la tala de árboles y el tráfico de fauna silvestre y se habló de como muchas veces estas actividades que destruyen la tierra y la vida suceden juntos en territorios donde la impunidad reina.

En esta ocasión no hubo tantas oportunidades como en visitas previas de compartir el trabajo de la Colmena ya que después de 7 años de estar visitando al Zulia con el propósito de polinizar, en esta visita se siente de manera muy notable un bajón muy fuerte en la organización comunitaria y los movimientos sociales.

En estos momentos vimos y sentimos que la situación en Venezuela está más complicada que nunca y la actitud de muchas personas es que o el Estado arregla la situación o que haya una intervención externa, son pocas las personas con quien compartimos que asumen que la situación más difícil del país es “una crisis de valores” y que no importa quien esté dentro del Estado, pero si los pueblos no asumen una reflexión crítica y control de sus vidas, los procesos productivos y cultura las cosas no van a mejorar. Esperamos que las personas luchadoras, autónomas, sociales y éticas de este territorio hermano de Colombia puedan tomar ejemplos de procesos como Hierba Buena y la Organización Wayuu Maikiraalasalii,  de poner en práctica que si desean un cambio de realidad hay que comenzar con el cambio de uno mismo.

Lo más probable es que volvamos a visitar a Venezuela a mediados de año por lo que invitamos a personas, comunidades y procesos interesados en compartir con el Colectivo La Colmena, y que estén con la disposición de coordinar talleres, a ponerse en contacto con nosotrxs para ir planificando con anticipación. Se puede contactar a las abejitas a través de polinizaciones@gmail.com.

jueves, febrero 05, 2015

En el Paro: Polinizando junto a ASOQUIMBO / On Strike: Pollinating with ASOQUIMBO





En el mes de noviembre del año pasado personas afectadas por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, activaron un bloqueo en las obras de la empresa Emgesa, en el centro poblado de La Jagua (Garzón). El propósito del bloqueo era exigir el cumplimiento del fallo T-135 de la Corte Constitucional, que le ordena a Emgesa de manera inmediata, hacer un nuevo censo de la población afectada. Durante el tiempo que la comunidad se mantuvo movilizada, las abejas de la Colmena, las acompañó socializando la campaña grafica Mesoamérica Resiste. Para más información sobre las actividades en pro de la defensa del territorio en el centro y sur del Huila en el año pasado se puede ver aquí.


 

During the month of November last year, people affected by the Quimbo Hydroelectric Project mobilized a blockade to halt the constructions of the company Emgesa in the village of La Jagua (Garzón). The purpose of the blockade was to demand that the company comply with the ruling T-135 of the Constitutional Court ordering Emgesa to initiate immediately a new census of the affected population. During the time that the affected community was mobilized, the bees of the Beehive accompanied the folks sharing the graphic campaign of Mesoamérica Resiste. For more information about the activities that occurred last year in defense of the territory in central and south Huila, click here.  



¡Arroyo Bruno somos todos!

Desviar el Arroyo Bruno  es como cortarle las venas a Wounmainkat, nuestra gran madre tierra
-Expresión de una mujer indígena wayuu-

Mujeres y hombres pertenecientes al  pueblo wayuu, organizados desde el  movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu,  denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional una de las tantas pretensiones de la Empresa transnacional el Cerrejón: EL PROYECTO DE DESVÍO DEL ARROYO BRUNO, UNO DE LOS PRINCIPALES  AFLUENTES DEL RIO RANCHERIA Y EL ÚNICO RÍO CON EL QUE CONTAMOS EN EL DEPARTAMENTO DE LA GUAJIRA.

Hoy ante una realidad oscura,  manifestado desde las voces  de mujeres wayuu que asumen la parte fundamental del equilibro de todo ser wayuu, las sabedoras espirituales Outsu, quienes a través de sus sueños y espíritus, a diario han manifestado grandes preocupaciones al interior de todo un pueblo; basado en un sufrimiento que se interpreta como una de las peores tragedias históricas debido al maltrato permanente que viene generando la empresa transnacional el Cer- rejón y los impactos de la explotación minera a cielo abierto, que de hecho es interpretada como una violación constante a Wounmainkat, nuestra madre tierra; traemos este mensaje:

Este proyecto hace parte de toda una estrategia perversa de la empresa -perteneciente en partes iguales a BHP Billiton plc (Australia), Anglo American plc (Sudáfrica) y Glencore plc (Suiza)-   y sus accionistas, quienes solamente buscan generar ganancias para sus propios bolsillos y mantener el control sobre nuestro territorio y sus bienes naturales bajo el amparo de los países consumidores y su poder económico. Un poder que solamente se traduce en dinero y que ha sido para las y los indígenas wayuu, el causante de sus peores tragedias, ha traído serias implicaciones socioculturales y la ruptura del tejido social de todo un pueblo que ha permanecido históricamente en su territorio ancestral.

En la actualidad, la empresa transnacional El Cerrejón pretende una nueva afectación grave sobre nuestro territorio y recursos, el desvío del Arroyo Bruno, uno de los principales afluentes del rio Ranchería. La gravedad de dicha afectación es muy importante si se tiene en cuenta la situación de sequía que existe en nuestro territorio, y la contaminación y destrucción por remo- ción de los acuíferos que se ha producido como consecuencia de las actividades mineras. El desvío del Arroyo Bruno responde al proyecto de expansión que tiene la mina para el 2015: “(…) Cerrejón continuará con su proyecto de expansión P40, que tiene como objetivo elevar la producción de 32 a 40 millones de toneladas anuales a partir de 2015. Para llevar a cabo este crecimiento se contemplan inversiones de US$1.300 millones (…)” . Este proceso hace parte del proyecto expansivo Nuevas Áreas Mineras (NAM),  el cual propone ampliar los tajos de Oreganal, Tabaco y La Puente. Es de recordar que en el año 2011 la empresa Cerrejón presentó un cuestionable proyecto que tenía como objetivo  explotar carbón que no se podía extraer de otra forma sino desviando el rio Ranchería debido a que en su subsuelo se encontraría una inmensa porción de este mineral en el territorio del departamento de La Guajira. Este proyecto implicaba la explotación en modalidad de cielo abierto de un tajo del río a desviar, de unos 26 kilómetros.

Para continuar con su proyecto de ampliación, ahora la empresa pretende la desviación de múltiples arroyos, como lo son la del Arroyo Bruno, el Arroyo Los Estados y el Arroyo El Salado. De estas desviaciones, la que está actualmente en el debate local y regional es la que se pretende hacer con el Arroyo Bruno. Ubicado entre los municipios de Albania y Maicao al sur del departamento, este arroyo abastece a comunidades indígenas,  afrodescendientes y campesinas de las zonas rurales y urbanas de dichos municipios. Sorprendentemente, en los planes de compensación considerados en el proyecto de desviación del río Ranchería, el Arroyo Bruno se convertía en una de las fuentes más importantes que ayudarían a suplir el desabastecimiento de agua que generaría la monstruosa intervención sobre el río. No contentos con el intento de 2011, el Cerrejón hoy nos presenta un proyecto cuyo impacto es igualmente dañino, no solo en términos ambientales, sino también desde el aspecto de la vida de Woumainkat –madre tierra – dadora de vida en nuestra cosmogonía Wayuu. Un desvío de esta naturaleza, que implica una alteración de 3,7 kilómetros del Arroyo, materializa una violación de nuestros derechos funda- mentales y un impacto irreversible contra lo más sagrado de nuestras relaciones con la vida misma.

Llamamos la atención de las instituciones nacionales, así como de la comunidad internacional, para que no permitan que nuevamente se vulneren los derechos de las comunidades wayuu, afrodescendientes y campesinas que compartimos el territorio y los bienes naturales de La Gua- jira. Ya llevamos sufriendo desde hace 30 años los graves impactos de la actividad minera. Exigimos la realización de procesos de consulta y consentimiento previo, libre e informado de acuerdo a los estándares internacionales, antes de realizar cualquier incidencia sobre el Arroyo Bruno.

Exigimos el respeto de nuestros derechos territoriales reconocidos internacionalmente, y la realización por parte de la empresa minera Cerrejón de un proceso de mitigación y reparación de los impactos negativos que ha generado.

Convocamos a todos los sectores cívicos y populares a que se manifiesten y se unan al clamor del pueblo Wayuu para NO permitir el desvío del ARROYO BRUNO.


¡SÍ A LA VIDA, NO A LA PROLONGADA MUERTE DE WOUMAINKAT!

Coloring Plan Colombia with the Children of Nuevo Amanecer


A month after having the opportunity to visit the community of Nuevo Amanecer in Puerto Asis, Putumayo as part of the Indigenous Film and Video Festival in Colombia-Daupará, we were able to return to spend some days with the community. The community of Nuevo Amanecer is made up of displaced indigenous peoples from Putumayo, mostly but not exclusively of the Siona People. The majority of the people are displaced from different communities found along the Putumayo River which is no coincidence that that there are plans to canalize this river to make it accessible for shipping barges as part of the Initiative for the Integration of the Regional Infrastructure of South America (IIRSA). 
 
In the days we were visiting Nuevo Amanecer there were different activities focused on the integrating of the different indigenous peoples in the municipality of Puerto Asis, which included a soccer tournament, cultural performances and a march through the city. There was participation from the Siona, Awá, Cofán, Nasa, Pasto, Embera and Inga Peoples. The last day we were in the community, after the activities of integration, we shared the Plan Colombia graphic campaign with the children of the community. 

This sharing is something that had to be done for some time now. The graphic campaign of Plan Colombia was initiated in 2002 when the USA´s drug war policy already had some years existing in the region. What is depicted in the graphic is what was observed during the investigation tour; tropical forests destroyed for the cultivation of coca, all sorts of landscapes destroyed by the indiscriminate aerial fumigations of glyphosate, rivers polluted by oil spills, sickened people, violence coming from all of the armed actors that resulted in the killings of people from indigenous, afro descendent and campesino communities. Since the workshop was with children, the presentation of the graphic was very simple and the majority of the time we colored a Plan Colombia poster speaking mostly about the spiral in the lower portion of the graphic and the importance of conserving the traditional language as well as the customs and traditional practices that are in danger due to the violence, poverty, and acculturation as a result of being a displaced community on the outskirts of Puerto Asis.

We assigned homework with the children to learn in the Siona language the name of all the animals that are depicted in the Plan Colombia graphic which is due in a couple of months when we return. This year we the bees are going to regularly visit different indigenous communities in Putumayo (such as Nuevo Amanecer) impacted by oil extraction and the canalization of the Putumayo River with the purpose of supporting the local efforts of territorial defense and the conservation of language, identity and customs. Persons or entities that are interested in supporting our educational and skills-building processes in the indigenous communities of Putumayo that are in processes of resistance can contact us through polinizaciones@gmail.com.