miércoles, febrero 18, 2015

Polinizando nuevamente en la Cuenca del Gran Lago de Maracaibo



Fotos de: Nicanor A. Cifuentes, Equipo de Prensa de  Biblioteca Pública del Estado Zulia María Calcaño y Polinizaciones. 

Terminando un año muy activo de zumbidos entre el Huila y Putumayo, retornamos a las tierras de la Península de la Guajira y el Lago de Maracaibo para seguir compartiendo y tejiendo con nuestras amigxs en esas tierras.  

Nos reconectamos con un proceso tan bonito, inspirador y coherente como es la propuesta de Hierba Buena. En el municipio de Mara nos juntamos alrededor de 20 personas participando en un taller para la elaboración artesanal de jabones, desodorantes y polvos dentales. Dentro el contexto venezolano estos talleres son de suprema importancia para reflexionar y poner en práctica de como empezar a tomar pasos para romper con la dependencia del petróleo y la cultura del facilismo que atormenta este país desde que se abre el primer pozo petrolero justo en el Estado de Zulia en 1914.

Los productos que se enseñaron a hacer en este taller de formación no solamente son de gran importancia por ser elaborados de materiales naturales o reciclados, de manera casera y empacados con envases reutilizados, sino que dada la problemática de la escasez de productos en Venezuela, sobre todo por el acaparamiento, y también la falta de producción nacional, es una manera para que las personas puedan poner en practica el “hacerlo tú mismo” y evitar las famosas colas que son de horas y horas que se forman en los supermercados y farmacias para conseguir productos como jabón y desodorante.

Durante una tarde todas las personas asistentes tomaron notas y también participaron en la elaboración de estos productos. La experiencia fue bonita, sencilla, divertida y todas las personas llevaron a casa jabón corporal, jabón de ropa, polvo dental y desodorante. Estos talleres cada vez se están volviendo más populares y de mayor interés, por ello invitamos las personas interesadas (en Venezuela y Colombia) a ponerse en contacto con las personas bonitas de Hierba Buena para hablar la posibilidad de invitarles a realizar estos talleres en otras comunidades.

Al culminar el taller se hizo un breve compartir sobre la campaña gráfica de Mesoamérica Resiste, que justo aterriza de cómo estos procesos de auto gestión y producción caseros son estrategias de resistencia ante la maquinaria del capitalismo que aísla las personas de los procesos productivos de materiales que usan y necesitan reduciéndolos a consumistas.

Durante nuestro tiempo en el territorio del Lago de Maracaibo también compartimos Mesoamérica Resiste en la Biblioteca Pública del Estado Zulia María Calcaño. Fueron dos actividades que se realizaron en la Biblioteca, el primer día con niñxs se coloreo un afiche de Mesoamérica Resiste mientras hablábamos con lxs niñxs de la temática que se muestra en el gráfico. Fue una metodología muy espontánea que mantuvo la participación de lxs niñxs que mientras disfrutaban coloreando aprendieron de los temas ilustrados en el afiche.

El día siguiente se hizo una presentación para jóvenes de secundaria y adultos que atentamente escucharon todos los relatos que aportaron a la creación de la campaña gráfica y también contribuyendo realidades locales. Uno de esos relatos fue de una persona que fue parte de una investigación hace años en el Estados de Amazonas en donde se desmanteló una mafia que se dedicaba a la minería de oro, la tala de árboles y el tráfico de fauna silvestre y se habló de como muchas veces estas actividades que destruyen la tierra y la vida suceden juntos en territorios donde la impunidad reina.

En esta ocasión no hubo tantas oportunidades como en visitas previas de compartir el trabajo de la Colmena ya que después de 7 años de estar visitando al Zulia con el propósito de polinizar, en esta visita se siente de manera muy notable un bajón muy fuerte en la organización comunitaria y los movimientos sociales.

En estos momentos vimos y sentimos que la situación en Venezuela está más complicada que nunca y la actitud de muchas personas es que o el Estado arregla la situación o que haya una intervención externa, son pocas las personas con quien compartimos que asumen que la situación más difícil del país es “una crisis de valores” y que no importa quien esté dentro del Estado, pero si los pueblos no asumen una reflexión crítica y control de sus vidas, los procesos productivos y cultura las cosas no van a mejorar. Esperamos que las personas luchadoras, autónomas, sociales y éticas de este territorio hermano de Colombia puedan tomar ejemplos de procesos como Hierba Buena y la Organización Wayuu Maikiraalasalii,  de poner en práctica que si desean un cambio de realidad hay que comenzar con el cambio de uno mismo.

Lo más probable es que volvamos a visitar a Venezuela a mediados de año por lo que invitamos a personas, comunidades y procesos interesados en compartir con el Colectivo La Colmena, y que estén con la disposición de coordinar talleres, a ponerse en contacto con nosotrxs para ir planificando con anticipación. Se puede contactar a las abejitas a través de polinizaciones@gmail.com.