jueves, julio 24, 2014

Conociendo las Melipona y Meliponicultores de Mara


En el recorrido que hicimos, repasamos lugares que por años hemos transitado pero que realmente nunca tuvimos el momento de parar a conocerlos bien. Muchos de estos lugares quedan en el Municipio de Mara y justo quedan cerca de la ruta por donde sale el carbón de las minas de Guasare y Paso Diablo en góndolas/tractor-mulas a los puertos de Minas de Carbozulia, también por donde va salir el carbón si Puerto Bolívar se vuelve realidad. Muchas de estas comunidades como 4 Bocas, Carrasquero, el Moján, Nueva Lucha,  al verlas no son consideradas mayor cosa. El paisaje es seco, con un sol ardiente y como mucho del Zulia, los residuos plásticos y desechos abundan en un paisaje deforestado y dominado por contaminación y por especies invasivas como el neem. Por lo que se ve a primera vista, es fácil pasar por este territorio y solo querer seguir y no conocer más de lo que hay.

Con una amiga garza de ascendencia Añú pudimos conocer más de este territorio. La amiga garza nos llevaba junto a sus hijas a conocer los mangles y las casas de distintas personas en el municipio. Esta garza tiene un proyecto socio-productivo conocido como Hierba Buena que hace una variedad de productos artesanales de cuidado y aseo corporal producidos con ingredientes naturales una gran parte recolectados en la región. Nuestra amiga garza nos mostró como está poniendo en práctica los conceptos de auto sustenibilidad, economía local, aprovechamiento de materias primas naturales y medicina alternativa. De los productos locales que se usa en Hierba Buena incluye manzanilla cultivada y cosechada en las comunidades del ríos Socuy, canela, aceite de coco producido en la laguna de Sinamaica, aceite de cocinar reciclado, y esponjas vegetales (estropajo). En Hierba Buena también están experimentando extraer distintos aceites de nueces y pepas por ejemplo marañón. Además de usar la cera y la miel de abeja, abejas Apis y también Melipona.     

En los patios de ciertas casas en Mara, unos en fincas en lo rural y otras en casas en los centros poblados, bajo arboles de neem y bohíos de hoja de palma se encuentra tubos de PVC y cajas de madera colgados desde las ramas o las vigas de las estructuras, estos objetos tienen la mayoría de sus entradas tapadas con barro como si fueran hechos en adobe y tienen una entrada en forma de un hueco pequeño en la parte frontal de la estructura. En la mayoría de estas entradas uno encuentra un par de ojos, antenas y unas mandíbulas mirando todo lo que rodea la entrada a su hogar.  Incluso en una casa encontramos un hueco en los ladrillos y allí estaba de guardia los ojos, antena y mandíbulas. Finalmente, después de mucho tiempo de estar cantando y zumbando las maravillas de las abejas Meliponas pudimos finalmente conocer unos Meliponicultores.

Nos comentaba la garza que hay unos Meliponicultores hacen capturas en los mangles ya que la Melipona es un polinizador del Mangle Negro que da una flor blanca pequeña. Por los efectos del fenómeno climático El Niño, la época de lluvia que se supone que llega entre mayo y junio  nunca llegó este año, por esto los ríos en todo el Zulia están muy bajos y por la falta de agua pues las plantas no están dando flores y como no hay flores no hay alimento para polinizadores como las abejas. Entonces aunque pudimos conocer las Melipona no pudimos probar su miel la cual tiene propiedades medicinales, puesto que la sequía ha impactado todo su sistema ecológico.

Además de estar viviendo y creando familia en su territorio de origen, realizando sus intentos de un mundo mejor desde allí, los esfuerzos de la garza nos inspiran mucho sobre qué tipo de proyectos productivos ecológicos podemos desarrollar en nuestra comunidad para sobrevivir, tal cual como se ve en la escena en el panal de la economía solidaria. Gracias a la garza pudimos realizar un taller de análisis y explicación del telón de Mesoamérica Resiste en la casa cultural Ciénaga de Reyes, de la parroquia La Sierrita del Municipio Mara, dirigido a miembros de la comunidad y a los animadores Culturales de la Misión Cultura Corazón Adentro, la cual cuenta con el apoyo de algunos colaboradores cubanos los cuales también participaron en el taller, esto permitió que el espacio tuviera la participación de una variedad de personas en donde todos aportaron mucho conocimiento desde sus experiencias.  

La problemática de la Carbonífera en el Guasare, la minería de carbón en la Sierra de Perijá y su transporte a los puertos de la costa aterrizó en la realidad local. La minería perjudica a las comunidades de la región con contaminación y la degradación de su calidad de vida, cualquier pequeño beneficio que se puede generar de la minería nos es a beneficio de las comunidades y ecosistemas impactados, es para los políticos regionales y dirigentes de entidades como Corpozulia. 

Aunque los distintos sitios se sienten ajenos uno del otro la verdad es que son todos un territorio que lo que pasa a uno impacta a todos, desde los bosque que rodean los ríos Socuy, Cachirí, Maché y Guasare en la Sierra de Perijá, por las sabanas áridas de Mara y la Guajira, hasta las playas y mangles del Golfo de Venezuela y el Gran Lago de Maracaibo. Esperamos que nuestro pequeño aporte de usar Mesoamérica Resiste para concientizar las comunidades que están en el camino del carbón sea un apoyo en la lucha para proteger este territorio dando referentes a las comunidades de las diversas estrategias que se pueden poner en práctica para esta luchas.