viernes, abril 04, 2014

Polinizando por primera vez con el Pueblo Embera Chamí de Riosucio, Caldas


Tomando vuelo de nuevo las abejas cogimos rumbo al Departamento de Caldas. Aunque en varias ocasiones hemos estado en Manizales esta visita fue la primera vez que pudimos conocer una parte rural de Caldas. De muy buena casualidad cruzamos caminos con una amiga en Medellín que nos invitó a conocer su comunidad, la comunidad Embera Chamí del Resguardo Indígena San Lorenzo en Ríosucio, Caldas. 

Durante nuestra estadía en este territorio tuvimos el gran privilegio de compartir con varias personas de la comunidad.  En el tiempo allá pudimos realizar presentaciones de Mesoamérica Resiste en el parque central de San Lorenzo, a todxs los cabildantes del resguardo en la Casa del Cabildo, en la Institución Educativa San José, con lxs comuneros de la vereda El Roble y en la Institución Educativa el Salado del Resguardo Indígena del Nuestra Señora Candelaria de la Montaña. Además de compartir nuestro trabajo muchas personas nos recibieron explicándonos la historia de esta comunidad y su lucha en contra la violencia, mega-proyectos, la transculturación y desintegración social. Sobre todo nos impactó e inspiro la persistencia de ciertos mayores y jóvenes en fortalecer su comunidad y recuperar memoria, conocimiento y la lengua que actualmente no se habla en San Lorenzo. 

En el Salado aprendimos y vimos como el territorio ya está rodeado por monocultivos de pino y eucalipto de la empresa multinacional Cartones de Colombia.  Esta comunidad que se nombró por una antigua mina de sal que tenía, todavía tiene unos socavones donde actualmente extraen carbón. Aprendimos de esto y mucho más por una estudiante que durante el trabajo de análisis colectivo con el gráfico de Mesoamérica Resiste brillo increíblemente mientras que explicaba sus escenas del gráfico con una fluidez y entendimiento del tema que nos dejó alegres e inspiradas por esta compañera tan pila y echada pa´lante. También en el Salado y en San Lorenzo pudimos ver el proceso de la Escuela Propia, una iniciativa de unos docentes y jóvenes de enfocar el aprender conocimientos propios Embera Chamí y de pueblos hermanos, con la intención de apropiar el pensamiento, transmitir la memoria y poder pensarse mientras que realizan actividades como tejer chaquira, chumbes y canastos y también la música y pintar.

En todo el territorio que estuvimos de las comunidades Embera Chamí de Caldas hay oro, mucho oro y por la cercanía de zonas mineras como Marmato no es una sorpresa que las empresa mineras (multinacionales y nacionales) tengan su mirada sobre este territorio y estén intentando adquirir concesiones para explotar.Incluso la electrificación que se ha visto en La Linea del Resguardo Indígena de San Lorenzo, una comunidad lejana en la parte alta en los límites entre Jardín y Caramanta, Antioquia,  las personas del sector creen que es para iniciar un proyecto minero ya que se hizo  la infraestructura energética necesaria para ese proyecto extractivo industrial. En esa zona hay socavones abandonados de finales del siglo XVII o XVIII, no se sabe con certeza. La cuestión es que se sabe que hay oro y pues los túneles de Marmato y Caramanta, son extensos, tanto que se cree que debajo la tierra puede estar echando palo. 

Por medio de un compañero joven dedicado a la protección de semillas nativas supimos que en San Lorenzo realizaron un estudio y se vio que un 78% del maíz ya está contaminado con genes de maíz transgénico. El estudio se hizo por que inicialmente se sospechó algo estaba mal con el maíz por que las arepas se cuarteaban y no daban forma para la preparación. También las gallinas rechazaban el maíz. Por eso se hizo el estudio. Ha sido un problema tan grave que en los Resguardos Indígena de Cañamomo y Lomaprieta, que trabajan a la mano con San Lorenzo, como “custodios o guardianes de las semillas” tienen el mismo problema. Todos los resguardos están tomando medidas en proteger sus semillas ante este problema. 

En la vereda el Roble pudimos conocer una iniciativa que tienen ciertas personas en la comunidad, la meta de recuperar un sitio sagrado conocido como Piralago. Los Chamis son gente de cordillera. De ahí que los cerros sean tan importantes. Piralago fue recuperado, ya que le pertenecía a un terrateniente politiquero. Un mayor consultando con sus antiguos dijo que era un sitio de estudio, de ir a soñar, porque los Emberas sueñan y esos sueños son importantes para el devenir de la cominidad. Piralago es el conjunto en sí, que como finca se llama Casa Grande. Se pretende armonizar el lugar, revivir la memoria de lxs ancestros con la recuperación del lugar, recorriendo nuevamente los caminos que existen allí, usando los sitios ceremoniales para dialogar con lxs ancestros, los jaibias (buenos espiritus) y los demás cerros que están alrededor.

Como andamos de gira, una parte medio amargo de la gira es que la estadía en cada comunidad es demasiado corta. Después de varios días en San Lorenzo compartiendo y conociendo con las personas quedamos más que encantadas con el proceso que las personas comprometidas están llevando con respeto de la resistencia de la Nación Embera y la defensa de su territorio. Sobre todo nos dio mucho gusto poder compartir nuestro trabajo con la juventud de la comunidad y ver su ánimo en usar las campañas gráficas para entender la realidad que se está viviendo en muchos territorios como el de ellxs.  Ya adquirimos y gratamente asumimos el compromiso de retornar en algún momento a este territorio para poder seguir compartiendo, tejiendo, polinizando y caminando con nuestra nueva familia.