martes, abril 22, 2014

Polinizando en Toribio y Tacueyó



En este camino de Polinizaciones tenemos una prioridad de mantener las relaciones y comunicaciones con las personas y comunidades con quien hemos tenido la oportunidad de conocer y compartir. Reconocemos las dinámicas que muchas personas que andan y a veces llegan a comunidades donde las personas les abren las puertas con mucho cariño y nunca vuelven. Nos parece triste que las personas que tienen el privilegio de andar no tomen en cuenta las comunidades que les abren las puertas. Desde que embarcamos en este camino de Polinizaciones hemos tenido esta claridad y aunque por falta de capacidad económica no hemos podido volver a todas las comunidades que nos han recibido en algún momento, tenemos la tarea pendiente de mantener estas relaciones y volver a seguir conociendo, compartiendo y caminando. Afortunadamente en este viaje hemos tenido la oportunidad de retomar estas relaciones, primero en Cali y después en el Departamento del Cauca donde pudimos volver a comunidades que conocimos cuando iniciamos en este proceso y también conocer nuevas comunidades y procesos.

Un proceso que hemos conocido desde hace mucho tiempo por la fortaleza de su comunicación  propia es la de las comunidades de la Nación Nasa del norte del Cauca. Aunque en el pasado pudimos conocer y trabajar con comunidades Nasa en el Municipio de Caldono y en Tierradentro esta fue la primera vez de poder conocer y compartir con comunerxs de los resguardos de Toribio y Tacueyó. Aunque Toribio es más conocido como un lugar violento por la guerra y ha sido demonizado por los medios de comunicación por ejemplo con el imagen del soldado llorando cuando la Guardia Indígena estaba liberando el Cerro de Berlín, sabemos que también es un territorio habitado por comunidades recursivas dispuestos de usar la creatividad para conseguir sus necesidades.

Por medio de los compañeros de la Minga de Muralistas pudimos llegar a este territorio y conocer más de los procesos de lucha, resistencia y defensa de este territorio.  La Minga de Muralistas se hizo con el propósito de crear un imaginario diferente para la comunidad de Toribio a través del arte. Un grupo de artistas y líderes de la comunidad soñaron con realizar la minga artística, con el propósito de convertir a Toribio en un museo de arte al aire libre, el cual permite recuperar los aspectos de identidad cultural Nasa, y a la vez fortalecer la representación de la comunidad a partir de la conservación de los espacios públicos a través de los murales. Desde entonces los integrantes de la Minga de Muralistas siguen pintando todo el territorio del norte del Cauca y ya hay conversaciones de llevar la Minga al Putumayo y el Huila.

Durante nuestro tiempo en Toribio El Centro de Educación, Capacitación e Investigación para el Desarrollo Integral de la Comunidad- CECIDIC  fue la base de nuestras operaciones. Él CECIDIC se considera “un punto de encuentro de diferentes alternativas educativas que ofrece a las comunidades indígenas, campesinas, mestizas y afros espacios de formación y acompañamiento a niñas,  niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, como apoyo a la construcción de sus planes de vida integrales e interculturales aportando, al fortalecimiento de la diversidad étnica cultural y biológica de Colombia”.  Estando en el CECIDIC realmente fue algo increíble, un colegio-universidad con estudiantes indígenas Nasa, de otros pueblos indígenas y Afros con proyectos de fortalecimiento de lengua propia, un taller de serigrafía, un taller de soldadura, y áreas de  estudio de agroecología y comunicaciones. En la Tienda Cooperativa del CECIDIC se encuentra la línea de ropa propia, Maensu, diseñada con estampados del taller de serigrafía, los jabones orgánicos Yu´ce Nasa hechos allí y también el Kwesx Café.  

La primera actividad en que participamos fue en el posicionamiento de los cabildos estudiantiles que ocurrió en el polideportivo de Tacueyo. El proceso de los cabildos estudiantiles es como la juventud se articula a los procesos organizativos de la comunidad y su pueblo. Durante todo el evento los telones de Mesoamérica Resiste y Plan Colombia adornaron el espacio en donde muchas personas lo admiraron y tomaron sus fotos en frente de ellas. Después del evento un grupo de profesores se reunieron y pudimos presentarles Mesoamérica Resiste y el trabajo de Polinizaciones dejando copias del afiche con profesorxs que trabajan la lengua Nasa Yuwe y quedaron con el reto de cómo trabajarlo en lengua propia.

En Toribio pudimos pasar por la Cooperativa del Proyecto NASA donde se ofrecía una marca propia de jugo natural Fxinze y yogur de mora en Bolsa de la Lácteos San Luis, todas empresas comunitarias,  también ofrecen trucha de la Piscícola Juan Tama en Tacueyó.   En la cooperativa y farmacia Droguería Central también se tiene una variedad de medicinas y remedios a base de plantas y otras sustancias naturales para todo tipo de enfermedad. Arriba de la farmacia esta Nasa Estéreo donde participamos en una entrevista  hablando todo sobre Mesoamérica Resiste, mega proyectos y el trabajo de las abejas. En más de una ocasión durante los días en Toribio sentimos y dijimos en voz alta que sentimos que estábamos en la escena de la economía solidaria, el panal, de la ilustración de Proyecto Mesoamérica.  

El segundo día era talleres de análisis colectivo y explicaciones a grupos de cientos de estudiantes y profesores todo el día en el CECIDIC.  Muchas estudiantes de todos los cursos tuvieron sus momentos de mirar los telones de cerca, participar en el entenderlo mientras otros estudiantes del programa de comunicaciones grababan video, audio y tomaban fotos durante la actividad. Durante el análisis colectivo dábamos la opción a lxs estudiantes de poder presentar las escenas de cada grupo en castellano o Nasa Yuwe, la mayoría solo presentaron en castellano sino un grupo de estudiantes que si presentaron en su lengua propia.

Conociendo las actividades de la zona, fue muy fácil aterrizar ciertos conceptos de Mesoamérica Resiste a la realidad que viven las personas en norte del Cauca. La militarización y la guerra pero también la resistencia hacia ella, una economía solidaria ante la amenaza de desplazamiento y monocultivos. Por la parte alta de Tacueyó hay una zona de páramo donde se está intentando instalar un batallón de alta montaña para facilitar una carretera que se piensa crear facilitando el movimiento de comercio desde la costa Pacífica hasta el puerto en Honda, Tolima parte del Plan de Aprovechamiento del río Magdalena. En todos los espacios donde pudimos compartir las campañas gráficas las personas, estudiantes, profesores y otrxs apreciaron el aspecto artístico al igual de lo didáctico e informativo los dibujos.  

Seguimos con el efecto de gira que el tiempo es demasiado corto en cada lugar, sobre todo apenas conocimos Toribio , San Francisco y Tacueyó,  y como tanto lugar donde hemos polinizado, tenemos que volver. Sabemos que con la nueva familia en el norte del Cauca hay tanto pa´ recorrer juntos. Vimos porque un lugar como este vive tan azotado por la guerra y a la vez como las comunidades logran conseguir sus necesidades por métodos propios llegando a un nivel admirable de auto subsistencia  que otras comunidades con más posibilidades no logran. Nos fuimos con la posibilidad de trabajar con otras abejitas y animales que sueñan, saben y viven una resistencia de colores, formas, arte y cultura, música, siembra y trueque, chicha y … vemos más cerca la realidad de poder en un futuro ojala no muy lejano, llevar el Minga de Muralistas a nuestros territorios y poder crear una nueva campaña gráfica sobre un nuevo tema hecho por un nuevo grupo de polinizadores de acá, y queremos eso incluya la nueva familia del norte del Cauca. A ver cómo se logra esa metamorfosis.