martes, febrero 14, 2012

Comunicado Movimiento Ríos Vivos

El Movimiento colombiano Ríos Vivos, en Defensa de los Territorios y Contra las Represas, que aglutina miles de defensores de la vida y afectados por las represas, manifiesta su indignación por la brutal acción de desalojo ordenada por el alcalde de Paicol, señor Norberto Palomino Ríos sobre las familias de pescadores que se encontraban en el río, formadas por niños, niñas, mujeres, hombres y ancianos. Estas personas reclamaban pacíficamente al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que suspendiera las obras de la construcción de la Hidroeléctrica del Quimbo por los continuos incumplimientos con la licencia ambiental por parte de las transnacionales Emgesa y Enel, dueñas del proyecto.
Asoquimbo demandó al alcalde de Paicol suspender la diligencia de desalojo por errores en la notificación del predio. Sin embargo, este funcionario no quiso oír los argumentos legales irrespetando el debido proceso. De ese modo, cerca de las 9 de la mañana, cientos de miembros del Ejército, del Esmad y de la Policía Nacional iniciaron un operativo sobre los pescadores y sus familias en la franja de 30 metros de uso público, que se encontraban en su hábitat natural defendiendo el territorio. Las acciones pacíficas de Asoquimbo han sido respondidas con violencia por parte de un gobierno que prioriza los intereses de las empresas transnacionales antes que proteger los derechos del pueblo colombiano.
La acción de desalojo se realizó sin presencia de la Defensoría del Pueblo y de la Cruz Roja. A las 10:30 de la mañana fue retirado en ambulancia el sr. Luis Carlos Trujillo afectado por la Hidroeléctrica, una de las tres personas heridas, de acuerdo a las denuncias de la gente.
Una comisión constituida por periodistas nacionales e internacionales, delegados y delegadas del Movimiento Ríos Vivos, el Observatorio Internacional de Paz, Censat Agua Viva, Radio Mundo Real y Contagio Radio que llegaron desde la madrugada del día de hoy para acompañar a los afectados, no pudieron entrar a la zona donde se encontraban los pescadores, porque el Ejército Nacional y el Escuadrón Antidisturbios de la Policía Nacional, Esmad, han impedido la libre movilización desde el día de ayer en la vía Neiva - La Plata, en el punto del cruce cerca al Puente del Paso del Colegio, frente a donde se adelantan las obras.
El Movimiento Ríos Vivos demanda al gobierno nacional respetar los derechos de las poblaciones afectadas, a los entes de control, iniciar una investigación al alcalde de Paicol por presunto prevaricato, dadas las irregularidades en el desalojo; al Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible, reconsiderar su negativa a la solicitud de Audiencia Pública Ambiental solicitada por Asoquimbo; al ministro del Interior dar seguimiento a los puntos consignados en el acta de preacuerdo establecida con Asoquimbo durante la semana pasada y que responda frente al amparo policivo interpuesto en este ministerio el jueves 9 de febrero.
El Movimiento Ríos Vivos llama al pueblo colombiano y a la opinión nacional e internacional a acompañar la justa resistencia de la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico del Quimbo, ASOQUIMBO, y a respaldad la Campaña por la Defensa Territorio del Gran río Magdalena (Yuma).
¡RÍOS PARA LA VIDA
NO PARA LA MUERTE!
Bogotá, Colombia, 14 de febrero de 2012