viernes, febrero 17, 2012

Con dignidad y coraje, campesinos y pescadores defienden el río Magdalena

Comunicado a la opinión pública nacional e internacional
Movimiento Ríos Vivos

Las comunidades locales afectadas por proyecto hidroeléctrico El Quimbo continúan en las riberas del río Magdalena (Guacahayo/Yuma) defendiendo con coraje y dignidad su territorio, no obstante los desalojos a familias campesinas y de pescadores ocurridos el 14 y 15 de febrero pasados en los alrededores del puente del Paso del Colegio (Huila).

El primer desalojo violento ordenado por el alcalde de Paicol (Huila), el pasado 14 de febrero, dejó tres heridos, uno de los cuales perdió su ojo derecho por la acción desmedida de el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional, Esmad. La fuerza pública arbitrariamente impidió el paso de los observadores nacionales e internacionales al sitio de los desalojos, igual que a los medios de comunicación independiente. El segundo desalojo, el 15 de febrero, fue realizado por el Esmad sin ninguna orden judicial y muchas personas que se lanzaron al río para defenderse de los gases lacrimógenos y la represión casi se ahogan. El periodista de Sinaltrainal Bruno Federico fue retenido durante 6 horas por la Policía Nacional.

De otro lado, la Contraloría General de la República, preocupada por las posibles irregularidades del proyecto se comunicó con la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico de El Quimbo, Asoquimbo, para conocer su preocupación por la forma en que se han adelantado los censos de los afectados por el proyecto. La institución estará el fin de semana recorriendo la zona y hablando con las comunidades locales en torno a este tema.

El Movimiento Colombiano Ríos Vivos, en Defensa de los Territorios y Contra las Represas, que aglutina a las y los defensores de la vida y afectados por estos proyectos, llama a la comunidad nacional e internacional a continuar acompañando estas acciones en defensa del territorio, e invita a las organizaciones sociales a la Marcha Regional por la Defensa del Territorio en el puente de El Paso del Colegio (vía Neiva – La Plata) este domingo 19 de febrero, para denunciar los hechos y demandar la suspensión del desvío del río Magdalena

Además, demanda de los entes de control que inicien investigaciones a las personas y entidades responsables de los hechos del 14 y el 15 de febrero de 2012; exige al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ordenar la suspensión cautelar del desvío del río Magdalena hasta tanto no se convoque a una Audiencia Pública Ambiental, como lo consagra el marco jurídico colombiano, para que las comunidades puedan hacer públicamente sus demandas antes entes de control, entidades gubernamentales, empresa y comunidad en general, y exige al gobierno nacional suspender las acciones violentas sobre las comunidades afectadas que legítimamente defienden su territorio y garantizar sus derechos.

MOVIMIENTO RÍOS VIVOS

¡RÍOS PARA LA VIDA,
NO PARA LA MUERTE!

Bogotá, Colombia, 17 de febrero de 2012