miércoles, febrero 15, 2012

Atropello criminal del Estado para beneficiar a multinacional


Asoquimbo informa que el día de ayer se llevó a cabo el desalojo criminal por parte de la Policia y el Esmad.

Desde el día anterior se impedía el paso a la zona de Domingo Arias, situación que preocupaba por la falta de garantías en defensa de los derechos humanos de los afectados. En horas de la mañana del día de hoy, se volvió a insistir por parte de Asoquimbo la necesidad de que estuvieran presente mecanismos de control que estuvieran al tanto de la situación pero se le impidió nuevamente el paso a los medios de comunicación, Observatorio Internacional, comunidades de Asoquimbo y ciudadanos coartando, con ello, el derecho a la libre movilidad, la información y acompañamiento jurídico.

El Resultado de la arremetida a las comunidades en resistencia por la desviación del Río Magdalena (mujeres embarazadas, ancian@s, niñ@s) que se encontraban en su legitimo espacio (Ley 1242 de 2008, por la cual se establece el Código Nacional de Navegación y Actividades Portuarias Fluviales, en su artículo noveno (9), que declaró COMO BIEN DE USO PÚBLICO una franja de terreno que se extiende treinta (30) metros por cada lado del cauce de los ríos de la Nación) dejo afectados por gases lacrimogenos y 3 heridos, uno con una lesión grave en su ojo derecho

"Estábamos todos sentado cogidos de los brazos, cuando comenzaron a tirar los gases pero nosotros seguíamos ahí de manera pacifica, pero cada vez lanzaban más... de pronto yo vi como una granada -de esas verdes- cayo cerquitica mio entonces yo me voltie, pero eso exploto y sentí un soplo en mi ojo derecho, ahora no se si lo pierda" Luis Carlos Trujillo, constructor de municipio de Gigante, afectado por el desalojo. Actualmente se encuentra en el Hospital Universitario de Neiva a la espera de la valoración del Oftafmologo, para saber si pierde o se puede lograr salvar su ojo.

Asoquimbo deja precedente de la violación de los derechos humanos e indignación ante lo sucedido y abandono del Estado, puesto al servicio de las multinacionales.

SE IMPIDE MOVILIDAD DE DELEGADOS DEL OBSERVATORIO INTERNACIONAL DE PAZ

El 9 de febrero, en reunión sostenida entre Asoquimbo y el Ministerio del Interior, se informó que representantes del Observatorio Internacional de Paz, de ONG de Derechos Humanos y reporteros nacionales e internacionales estarían presentes en las Playas del río Magdalena contiguas a la vereda Domingo Arias del Municipio de Paicol Huila con el propósito de garantizar la protección de los Derechos Humanos de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo para quienes a nombre de “inciertos e indeterminados” existe una orden de desalojo el 14 de febrero, por parte del alcalde Municipal de Paicol Huila quien concedió amparo policivo a Emgesa.

Informe de integrantes de la Comisión según el cual existe orden que impide su movilidad desde el cruce Gigante-La Plata hasta el Puente El Paso del Colegio. La presidenta de Asoquimbo, quien acompaña a la delegación, ha expresado su inconformidad al considerar que se está negando el legítimo derecho a la libertad de movilidad y al cumplimiento de las funciones de la Comisión de prestar oportuna protección de los Derechos Humanos a los Afectados.

En diálogo sostenido con el Señor Viceministro del Interior, Juan Fernando Londoño, se notificó que la Jefe de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -ANLA- aún no le ha comunicado el compromiso adquirido para hoy lunes 13 de febrero de dar respuesta a la solicitud de Asoquimbo de convocatoria a la Audiencia Pública Ambiental.

Asoquimbo ratifica ante la Opinión Pública su voluntad de diálogo tal como quedó expresado en el preacuerdo construido conjuntamente con el Ministerio del Interior que no encontró eco en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Asoquimbo ratifica que es legal y legítima la permanencia de las personas ubicadas en las márgenes del Río Magdalena dentro de los términos de la Ley 1242 de 2008, por la cual se establece el Código Nacional de Navegación y Actividades Portuarias Fluviales, en su artículo noveno (9), que declaró COMO BIEN DE USO PÚBLICO una franja de terreno que se extiende treinta (30) metros por cada lado del cauce de los ríos de la Nación, reconociéndolos como INALIENABLES, IMPRESCRIPTIBLES e INEMBARGABLES; implica que ninguna persona, natural o jurídica puede adjudicarse de forma exclusiva y para sí misma, los derechos de uso y goce de los bienes antes mencionados

Asoquimbo convoca a toda la población a drguir resistiendo en desobediencia civil y seguir defendiendo el Territorio, el río Magdalena, a las comunidades afectadas y los intereses de los Huilenses amenazados por la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo.

¡RIOS PARA LA VIDA…NO PARA LA MUERTE!