viernes, septiembre 12, 2008

I ENCUENTRO NACIONAL PANAMEÑO ANTIMINERO

I ENCUENTRO NACIONAL ANTIMINERO
"Unidos por una mejor comunidad"

Ante la notoria precariedad que viven las comunidades indígenas y campesinas, producto de las operaciones para explotar la minería a cielo abierto, los diversos grupos de oposición a la minería de diferentes puntos del país, dieron un paso adelante.

Indígenas y Campesinos se unen al establecer el Primer Encuentro Antiminero en Panamá, el cual surge de la necesidad de integrar y promover alternativas ante dicha amenaza. Por ende, la apertura de este espacio facilita la convergencia de ideas y tareas para edificar una plataforma de lucha y desarrollo comunitario.

Como instrumento concreto, se constituye, la RED ANTIMINERA PANAMEÑA (REDAP), la que a su vez brinda las condiciones para incorporarse a la Alianza Centroamericana contra la Minería Metálica que en su VI Encuentro Regional de mayo 2008, en Ciudad Quezada de Costa Rica, manifestó la necesidad de la entrada de Panamá en esta articulación.

Este Primer Encuentro dio paso al Análisis sobre la Realidad Minera en Latinoamérica y Panamá desde una visión de la actual problemática de los conflictos socioambientales en base a las exploraciones y la peligrosa explotación de la minería a cielo abierto.

Las conclusiones fueron claras al determinar en la participación de distintas comunidades a nivel nacional, la movilización y promoción de alternativas que fueran sustentables desde la perspectiva comunitaria y cultural de los pueblos.

Este encuentro tuvo lugar en Cañazas de Veraguas el sábado 6 de septiembre, con participación de más de cuarenta líderes comunitarios que comprometieron su rechazo rotundo a toda clase de desarrollo depredador y a la irresponsabilidad del Estado panameño por otorgar concesiones de nuestros recursos naturales a empresas piratas.

DECLARACIÓN DEL PRIMER ENCUENTRO ANTIMINERO

Luego de culminado el Primer Encuentro Nacional Antiminero, nosotros/as los abajo firmantes, en representación de las comunidades afectadas por concesiones y proyectos mineros,

Considerando:

1. Que la industria de la minería metálica, es una de las más contaminantes del mundo, según lo indica distintos estudios y observatorios científicos y sociales.
2. Que las consecuencias de esta nociva actividad van más allá, del período de ejecución de la misma y que ni las empresas ni el Estado se hace responsable de los daños causados.
3. Que la legislación minera vigente no protege ambiental ni socialmente a las comunidades de sus consecuencias nocivas a la salud y al entorno natural.
4. Que no existe beneficio económico, social ni compensaciones ambientales de esta actividad en relación con nuestras comunidades.
5. Que las diferentes comunidades del país no han sido consultadas en forma amplia, representativa y documentada, que nos permita como sociedad decidir
la instalación o no de proyectos de minería metálica.
6. Que las concesiones mineras que se han dado en las comarcas indígenas violan las normas internacionales y nacionales especialmente la comarca Gnobé Bugle.
Resolvemos:

1. Solicitar a los gobiernos locales de nuestras respectivas comunidades, que nuestros municipios sean declarados libres de minería metálica a cielo abierto.
2. Solicitar al gobierno nacional que Panamá sea declarado libre de minería metálica a cielo abierto.
3. Que se ratifique el convenio 169 de la OIT sobre los pueblos indígenas en Panamá.
4. Que cesen las persecuciones de los dirigentes y miembros de comunidades y organizaciones que se oponen a la minería a cielo abierto.
5. Que se revise y reforme urgentemente el código minero con la participación activa y vinculante de la Red Antiminera Panameña REDAP representativa de todas las comunidades afectadas a nivel nacional.
6. Exigimos al gobierno y autoridades que en lugar de una actividad dañina e insostenible como la minería metálica, sean promovidas e impulsadas actividades en aprovechamiento de nuestras tierras, bosques y agua en forma responsable y que el producto de las mismas quede en nuestras comunidades.
7. Que las actividades económicas que se promuevan a favor del mejor y mayor aprovechamiento de nuestros recursos naturales, sean impulsadas y apoyadas con educación y apoyo financiero por parte de las entidades gubernamentales y crediticias a las que les corresponde gestionar el desarrollo sostenible de nuestras comunidades.
8. Aspiramos a la creación de una ley de desarrollo socio ambiental y sustentable, que recoja las recomendaciones de las comunidades.
9. Ante la existencia de la Mina Petaquilla, que tal como señalan los recientes pronunciamientos de ANAM y la Corte Suprema de Justicia, no cumple con la normativa legal vigente.
Los representantes de las comunidades abajo firmantes, solicitamos al señor defensor del pueblo y a la directora de la Autoridad Nacional del Ambiente, una inspección conjunta a la mina Petaquilla con el efecto de verificar el status, y las consecuencias de las actividades que hasta ahora han realizado sin estudio de impacto ambiental.
Comunidades miembros de la Red Antiminera Panameña (REDAP)
· Comité Si a la vida de Soná y Las Palmas.
· Frente Cañaceños Pro Defensa de la Vida y Recursos Minerales.
· Comité de Donoso por el Cierre de la Mina de Petaquilla.
· Comité de Cerro Pelado.
· Comité de Plan de Chorcha.
·
Comité de Cerro Caballo.
· Comité Manos Unidas de Río Gatú.
· Comité Santeño contra la Minería.
· Comité de Santa Fé - Río Luis.
· Comité de Cerro Colorado.
· Comité de Lajilla.

Organizaciones de Acompañamiento
· Colectivo Resistencia Ecológica.
· Centro de Incidencia Ambiental CIAM.
· Colectivo de Derechos Humanos UP.
· CEPAS.Veraguas
· Oilwatch Panamá.

Cañazas, Veraguas, Panamá
6 septiembre de 2008