miércoles, mayo 18, 2016

Gira Polinizando Ríos Vivos en la Isla Tortuga (Norteamérica): Primer Capítulo: El río Grande, el Río Castor, el territorio del río Paz

Esta publicación es una colaboración entre Polinizaciones, la Asociación Ambiental del Valle Paz, y otras personas luchando en contra la Represa Site C. Las fotografías del lobo, alce y cultivo de melones son propiedad de Don Hoffmann.   

Como la mayoría de las cosas, inicia con las ganas, una necesidad, una idea... algún tiempo después, un polinizador del proceso Polinizaciones, también parte del Movimiento Ríos Vivos, colaboró con otros polinizadores y se organizó una gira de presentación que cruzara una parte importante de la Isla Tortuga, el continente norteamericano. La idea que se convirtió más tarde en la Gira de Polinizando Ríos Vivos, tuvo como meta cumplir tres objetivos principales. El primero, compartir las experiencias de los procesos de defensa de la tierra, como el Movimiento Ríos Vivos, la Fuerza de Mujeres Wayuu, Yalayalamaana y la Escuela de Comunicación Intercultural de Putumayo a través de historias, imágenes, mapas, videos y la campaña gráfica del Colectivo la Colmena, Mesoamérica Resiste!. El segundo, fue construir vínculos con otros procesos de defensa de la tierra dentro de los territorios que se transitaban, especialmente en el caso de los indígenas, inmigrantes y otras comunidades. Y por último, la gira funcionó como una estrategia de recaudación de fondos para mantener los proyectos de Polinizaciones relacionados con los procesos de los movimientos antes mencionados.

Mucho antes que iniciara Polinizando Ríos Vivos, ya otra gira en el territorio compartido entre Haudenosaunee, los Missisaugas y los Huron estaba iniciando. Dos polinizadores que salieron de Toronto hacía el oeste, iniciando la primera Gira de El Arte de la Resistencia. Uno de ellos fue el artista Hip-Hop, Testament del duo Test their Logik, que compartió liricas sobre temas como los sistemas alimentarios, la guerra contra las drogas, la descolonización, la minería de oro, y sobre tener a seres queridas encarcelados, junto a las campañas graficas de Mesoamérica Resiste! y el Verdadero Costo del Carbón que relatan muchas de las mismas historias. La combinación entre la música y el arte gráfica de resistencia permitió que la Gira El Arte de la Resistencia entrara en más espacios que una gira tradicional del Colectivo La Colmena.

La gira Polinizando Ríos Vivos inició más o menos seis semanas después de la Gira El Arte de la Resistencia en Amiskwaciwâskahikan, la ciudad de Edmonton, un territorio de diferentes Naciones Originarias, tales como como los Cree, Blackfoot, Dene, Nakoda y Salteaux. En la primera noche, la actividad fue organizada por la Asociación ESPA- Edmonton Small Press- en el salón Brittany, donde hubo una variedad de artistas musicales que se presentaron finalizando con Testament. 

Al día siguiente se compartió en un espacio comunitario increíble conocido como la Sociedad de Jóvenes iHuman, un lugar grande en el centro de Edmonton abierto y dirigido a los jóvenes, la mayoría habitantes de calle, que cuenta con instalaciones para la pintura y el arte, un taller de carpintería, diseño de moda, estudio de música y baile, cafetería, el acompañamiento de personas mayores, curación tradicional y actual, por no hablar del personal comprometido y afectuoso que trabaja con los jóvenes. Colgamos brevemente los telones de Mesoamérica Resiste y el Verdadero Costo del Carbón en el corredor para que las personas que transitaban por el espacio las pudieran observar, posteriormente compartimos en la cena del Día de Acción de Gracias canadiense.
De Edmonton nos aventuramos hacía el noroeste dejando las llanuras para la ciudad del Fuerte San Juan, situado en las tierras altas del valle del río Paz y a dos horas de las Montañas Rocosas. Llegamos al Fuerte San Juan específicamente para compartir con la gente de la Asociación Ambiental del Valle Paz y las comunidades  de los Pueblos Originarias locales del Tratado 8 (comunidades predominantemente de las Naciones Originarias Dane- zaa, Cree y Saulteau). Ninguno de los polinizadores en la gira había estado aquí antes o conocía a alguien personalmente. Sin embargo, como parte del Movimiento Ríos Vivos y las experiencias posiblemente compartidas de lucha contra las mega represas como el Proyecto Hidroeléctrico el Quimbo y el Proyecto de Represa Site C, hicimos un esfuerzo para ir a esta región.

El río Paz nace en las Montañas Rocosas del norte de Columbia Británica y fluye hacia el noreste por el norte de la provincia de Alberta. El río Paz desagua en el río Esclavo, un afluente del río Mackenzie que finalmente desemboca en el Océano Ártico. Su nombre original en Dane-zaa como WpchiigÍi  (que significa " río grande ") o Tsadu (que significa "río de los castores" ), " Unjegah " y " Unchagah "se hace referencia a estos nombres a menudo en los libros de historia locales y en los libros de nombres provinciales. Estos dos últimos nombres se refieren a la realización de la paz, ya que hubo décadas de hostilidades entre los Dane-zaa y los Cree; en 1781 el Tratado de Paz fue celebrado fumando la pipa ceremonial, definiendo el río Paz como la frontera con los Dane-zaa al norte y los Cree al sur.

Los comerciantes europeos de pieles estaban ya en la región desde finales del siglo XVIII. En 1794 fue construido el primer asentamiento comercial no nativo en Columbia Británica sobre el río Paz, el Fuerte de San Juan. Históricamente, y aún hoy en día, el territorio del río Paz es un mar de bosques de árboles gigantescos como el abeto, el abedul, el álamo y el sauce. Este es además, el hábitat de una gran variedad de especies tales como, pero no limitado a: el águila calva, alces, ciervos, el oso pardo, el  caribú, lobos, el glotón, la trucha, la nutria y el castor para nombrar unos pocos. El comercio estas pieles y carne, con el conocimiento experto de las personas de las Naciones Originarias, fue lo que mantuvo vivos y prósperos a los comerciantes europeos y primeros colonizadores.

Hoy en día, este territorio ha sido profundamente afectado por una larga historia de saqueo desenfrenado por la búsqueda incesante en manos de las industrias extractivas de materias primas. No muy lejos de las famosas arenas bituminosas en el norte de Alberta, la región del río Paz también está atravesada por una creciente red y parches de extracción de petróleo y gas, carreteras, líneas sísmicas y tuberías. Es tan alarmante el tamaño de este desarrollo que un estudio de la Fundación David Suzuki calcula que si todas las actividades de petróleo y gas que se han registrado fueran colocadas de extremo a extremo darían la vuelta al mundo 4.5 veces.

Recientemente, la industria fracking, o fractura hidráulica, ha entrado en la región cubriendo así la tierra con una nueva manera de destrucción. Se eliminan más bosques y se utiliza el agua para fracturar las capas de tierra debajo de la superficie sin conocer los riesgos. La industria y el gobierno han admitido que la actividad reciente de un terremoto en la región se debe a la actividad de la fractura hidráulica.

Además de la extracción de hidrocarburos, el río Paz cuenta actualmente con dos represas que ya existen, la represa WAC Bennett en Hudson's Esperanza construida en la década de 1960 y la represa Peace Canyon terminada en 1980. Tanto la represa Bennett como la Peace Canyon se hicieron con la inundación de grandes extensiones de bosques y el desplazamiento de muchas personas de las Naciones Originarias de sus territorios de caza y  pesca. Estas represas son propiedad de la Corporación provincial, BC Hydro, que es la entidad responsable de la represa Site C que se está adelantando a lo largo del río Paz.

El gobierno ha denominado como el "Proyecto de Energía Limpia Site C " pero como es ya ampliamente conocido, estas mega-represas no son ni verdes ni limpias. Esta hidroeléctrica relleno por tierra tiene un costo de $8.3 mil millones de dólares canadienses y estará ubicado río abajo de las represas Bennet y Peace Canyon, y que inundaría más de 100 km de los ríos (los tres más grandes siendo el río Paz, el Mitad de camino (Halfway en inglés) y el Moberly) y afluentes con su embalse. Perdida por debajo del embalse estaría una gran cantidad de tierra fértil, el ecosistema de bosque boreal, así como los sitios culturalmente importantes comolas tierras sagradas para las Naciones Originarias.

La represa C ha visto rechazada su propuesta ya una vez por la Comisión de Servicios en la década de los años ochenta y recientemente, las comunidades de Naciones Originarios de West Moberly y Río Profeta han puesto en marcha retos legales contra la represa en los tribunales provinciales y federales. Desde el año 2010 la BC Hydro ha estado presionando el proyecto y a mediados del año 2015, el registro expansivo y la construcción para el proyecto se ha iniciado y desde entonces se han destruido miles de hectáreas de bosque, incluyendo árboles milenarios y árboles que albergan nidos de águilas.

La topografía única del valle permite particularmente una larga temporada de cultivo agrícola de la cual no disfruta ninguna otra región dentro de estas latitudes, en donde durante muchos meses del año, la calabaza, el fríjol, el maíz, las verduras de hoja verde, las zanahorias, las papas, el trigo, la canola y otros cultivos han crecido. Los defensores de la agricultura local afirman que el valle del río podría alimentar a un millón de personas. El Río Paz es una fuerza definida en términos de soberanía alimentaria en una región que no es propicia para la agricultura durante la mayor parte del año. La soberanía alimentaria por un lado, la relación de las personas Dane-zaa y Cree a su territorio, la relación con el lugar, la memoria y la identidad como pueblos está ligada a sus montañas, sus valles, sus bosques, todos los bienes de agua y este río. ¿Se parece a otro río y  represa que hemos cubierto extensivamente en Polinizaciones?

El primero de enero del año actual los Guardianes del Territorio del Tratado 8 establecieron la Fuerte Montaña Rocosa en el sitio histórico donde se ubicó el primer poblado de comerciantes establecido por exploradores Europeos a finales de los 1700s como un lugar de encuentro y comercio con las Naciones Originarias de la parte alta de la cuenca del Paz. Desde entonces indígenas, campesinos, ganaderos y otros aliados han estado defendiendo el territorio que nunca dieron consentimiento para que fuera destruido para una represa hidroeléctrica.  

Los dos bandos han usado diferentes estrategias, la Fuerte Montaña Rocosa y asumiendo defensa territorial ha creado un espacio donde jóvenes y mayores, indígenas y no indígenas, han podido practicar sus tradiciones y fortalecer relación con su territorio, profundizando las prácticas como la siembre, la cosecha y las actividades culturales. La Fuerte Montaña Rocosa es un espacio que ha consentido no solamente estas estrategias de vías de hecho por la defensa de la tierra, sino también las estrategias culturales y espirituales por la defensa del territorio. 

Sin embargo BC Hydro y las personas que apoyan la represa Site C han sido implacables, los Guardianes del Territorio han sido acosados en La Fuerte Montaña Rocosa y también en sus vidas cotidianas. Tácticas de intimidación han incluido acoso verbal, quebrar ventanas de automóviles, llamadas telefónicas e intimidaciones por medio del internet, que han sido en gran parte dirigidas a Helen Knott, una defensora de la comunidad Originaria de río Profeta y la tátara nieta del Cacique Makenachę “Pie Grande”, el último en firmar el Tratado 8 en el año 1911, estableciendo derechos territoriales para los indígenas de la región a 84 millones de Ha de tierra en la cuenca alta del río Paz.

Cuando Polinizaciones compartió con Helen Knott nos contó historias de su río, el río donde se firmó la paz, y como ir al río es una práctica de auto cuidado, para ella y para otras personas también. El río también ha servido como un lugar para retornar a las tradiciones, recorrer el territorio y realizar ofrendas.    

Knott habló de lo inmenso de esta pérdida y también como se desconoce, explicando que “la tierra está conectado a nosotros como Pueblo, hoy y también históricamente por medio de la memoria sanguínea, cuando vas a estos sitios recuperas las memorias de tus ancestros al nivel celular. Como un Pueblo hemos perdido tanto que no podemos permitir perder nada más que nos brinda eso”.

El 29 de febrero la corte suprema de la provincia Columbia Británica sin tomar en cuenta los derechos de las Naciones Originarias del Tratado 8 dio el mandato a favor de BC Hydro y en contra de los Guardianes del Territorio, fallando que los defensores tenían que ir de su propio territorio.  Los Guardianes del Territorio fueron sacados de la Fuerte Montaña Rocosa y los bosques primarios de la zona fueron talados en el mes de marzo. Ahora más que nunca los habitantes del alto del río Paz necesitan apoyo y solidaridad.  El 6 de marzo Kristin Henry inicio una huelga de hambre que duró 20 días cuando se tuvo que hospitalizar por problemas de salud. Kristin y las personas que la apoyaban establecieron un campamento enfrente de las oficinas de BC Hydro en la ciudad de Vancouver del territorio no sedado de la Costa Salish. El campamento urbano de solidaridad aún se mantiene activo y continúa educar a personas en las calles sobre la amenaza de Site C y sus múltiples violaciones, diariamente se envían cartas al Primer Ministro Trudeau y algunos activistas en el campamento siguen realizando huelgas de hambre.

Durante nuestra visita al territorio del río Paz llegamos casi dos semanas antes de las primeras nevadas del invierno de 2015 y aunque el territorio nos recibió con frío y cielos grises las personas nos recibieron con un calor como si fueran familiares que uno no ha visto he en mucho tiempo. En el Fuerte San Juan  pudimos realizar el primer taller de Polinizando Ríos Vivos compartiendo las experiencias del gráfico de Mesoamérica Resiste y también de diferentes procesos como el Movimiento Ríos Vivos y la Asociación de Afectadxs por el Proyecto Hidroeléctrica el Quimbo (ASOQUIMBO) en el Centro Cultural del Paz Norte.

Después del taller fuimos invitados a un mirador sobre el Valle del río Paz donde la tala de bosque ya había iniciado y los propietarios sobre la falda de la loma del mirador escribieron en piedras blancas “No Represa C”. Esa noche compartimos música, palabras, comida, experiencias y objetos con una variedad de personas bonitas, todxs defensores de territorio, de todas las edades y comunidades la cual aún mantenemos en nuestros pensamientos mientras que luchan la misma lucha que hemos peleada en el Huila…. los Guardianes del Territorio del Tratado 8, la Fuerte Montaña Rocosa y sus aliados son iguales a nuestros defensores de territorio, las calles de Fuerte San Juan o Dawson Creek son las de Garzón o Gigante y las oficinas de un gobierno colonial en Vancouver y Ottawa son las mismas que Neiva y Bogotá.

Esa noche recibimos muchos mensajes de las personas del río Paz. Uno de esas fue de un joven muy activo en la defensa territorial del Fuerte Montaña Rocosa, Waylon Fenton envió un mensaje a los niños y niñas impactadas por represas en Colombia: “No tengan miedo en usar su vos, como niñxs es una de nuestras armas más poderosas que tenemos para defender lo nuestro”.

Verena Hofmann de la Asociación Ambiental del Valle Paz también envió un mensaje de solidaridad; “a todas las comunidades en Suramérica y de todo el mundo que están viviendo la misma historia que nosotros, la lucha en contra las represas y la minería…ustedes me inspiran, por medio de tus fotos e historias. Como personas tendremos nuestra victoria si nos unimos todos, con nuestra tierra, con el agua, y movernos con el ritmo de nuestros corazones. Puede aparecer que estamos muy lejos unos de los otros, y muy diferentes, pero si examinamos para que estamos luchando, veremos que es muy similar y muy cercano, siguen peleando la buena lucha, manténgala, porque nosotros ahora estamos conectados y yo quiero verlos a todxs prevalecer.”

Como uno podría esperar estar de gira no permite estar y absorber los lugares por donde uno pasa por mucho tiempo, madrugando el día siguiente lxs tres polinizadores continuamos pero no antes de visitar las juntas de los ríos Por la Mitad y Paz para dar gracias a los ríos y el territorio de poder estar, sentir este sitio en silencio. Con permiso, intercambiamos elementos de este territorio con otros elementos del territorio de los ríos Magdalena y Suaza en La Jagua, Huila. Antes de volver al carro para todo un día de viaje, dos águilas calvas  danzaron en el aire arriba de nosotrxs antes de aterrizar en unos árboles observándonos partiendo hacia el oeste a otras regiones donde el amor que las personas tienen para su territorio los ha llevado alzarse ante todos los desafíos para defender sus territorios de destrucción y desplazamiento. 


Por mayor información (en ingles) sobre la lucha por el valle del río Paz visita:


Paginas de Facebook