jueves, mayo 08, 2014

Amenazas de muerte en contra de niña Wayuu de 15 años

 La Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuu (FMW-SJW) y el Resguardo Indígena Wayuu de Zahino Denuncian Amenazas demuerte en contra de niña Wayuu de 15 años



Desde el Movimiento Organizativo Fuerza de Mujeres Wayuu, hacemos un llamado de solidaridad a los Pueblos de América Latina y del Mundo, así como a la opinión pública nacional e internacional.  Solicitamos que se manifiesten con mensajes de rechazo ante las amenazas de muerte que ha recibido la niña Wayuu Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, quién es hija de este proceso de lucha y resistencia. 

Contexto

Desde su temprana infancia Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, es consciente de las realidades que malogran y atentan contra nuestro pueblo ya que ha participado activamente en todas las iniciativas del proceso organizativo y político de la Fuerza de Mujeres Wayuu, organización desde la cual se adelantan importantes acciones en defensa del territorio, además de denunciar  las violaciones de derechos humanos que ocurren en contra del pueblo Wayuu.  Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, la niña Wayuu de 15 años de edad amenazada de muerte, es hija de la reconocida dirigente Wayuu y activista de derechos humanos, Jakeline Romero Epiayu.  Ambas son miembras de la comunidad del Resguardo Indígena de Zahíno, localizado en Barrancas, La Guajira, entidad de carácter especial que es filial de la Asociación de Laulayu y Cabildos Indígenas Wayuu del Sur de La Guajira (AACIWASUG).

Hechos:
Siendo la 1:00 pm del día  5 de mayo de 2014, Génesis Gisselle Gutiérrez Romero recibió una llamada en su celular desde un numero desconocido, justo cuando salía de la institución educativa localizada en el casco urbano del municipio de Barrancas, La Guajira, donde cursa sus estudio secundarios.  En la llamada recibida, un hombre con voz intimidante le habló para decirle:  “Dile a tu familia que se cuide y a tí, porque te vamos a matar”.

Los hechos, han sido puestos en conocimiento de las entidades oficiales competentes para adelantar las investigaciones de éste aberrante caso. 

Es preciso resaltar que hechos de amenazas en contra de esta familia del clan Epiayu que habita en el Resguardo Wayuu de Zahino, han ocurrido de manera sistemática desde el año 2005 cuando muchos miembros tuvieron que desplazarse forzosamente hacia Venezuela por amenazas de muerte perpetradas por grupos paramilitares que en aquel entonces se encontraban al mando de Jorge 40.  También, en el año 2012, Jazmín Romero Epiayu, recibió amenazas de muerte y aunque los hechos fueron denunciados ante instituciones oficiales como La Fiscalía y la Unidad Nacional de Protección (UNP) para que éstas adelantaran las investigaciones competentes, el caso sigue impune sin que se conozcan los perpetradores de los hechos que atentan contra la vida de importantes mujeres Wayuu dirigentes del movimiento indígena nacional.

Los señalamientos, la persecución y la estigmatización de la que son víctimas varios miembros de este grupo familiar, persisten severamente, especialmente en contra de las mujeres Wayuu como Jakeline Romero Epiayu y Jazmín Romero Epiayu a lo que se suman las amenazas ocurridas en contra de la niña Génesis Gisselle Gutiérrez Romero, hija del movimiento político y organizativo que ha venido empoderando procesos de mujeres indígenas tanto en territorio Wayuu, como a nivel nacional en Colombia y Venezuela.    Es inminente tomar medidas frente a la vulnerabilidad a la que se encuentran expuestas éstas mujeres Wayuu, especialmente en el Sur de La Guajira, por denunciar abiertamente en debates públicos situaciones como la ausencia garantías de derechos de consulta por parte de multinacionales como El Cerrejón para llevar a cabo proyectos de expansión en territorio Wayuu,  la situación de las víctimas Wayuu del conflicto armado, las condiciones de empobrecimiento de las comunidades y como se ven afectadas la niñez y las mujeres indígenas, además de denunciar también públicamente la corrupción a la que sucumben algunos líderes Wayuu, situaciones que se han traducido en una afrenta abierta que solo es comparable con una exacerbada violencia en contra de mujeres Wayuu defensoras de los derechos humanos de su pueblo. 

No es la primera vez que  varias lideresas del movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuu, han sido amenazadas.  Las amenazas de muerte en contra de las mujeres y los hombres que hacemos parte de este movimiento, se ha llevado a cabo de manera sistemática desde el año 2005 lo que ha ocasionado que algunas mujeres hayan tenido que desplazarse forzosamente con toda su familia a otros departamentos e incluso, a que algunas vivan en el exilio, sin embargo,  es la primera vez que amenazan a una de nuestras hijas.

Quienes llevan a cabo estas amenazas, evidentemente pretenden infundir terror para debilitarnos, pero no podemos seguir en silencio. 

Demandas:
Por lo anteriormente expuesto, la Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuu, hace las siguientes exigencias:
·       A las entidades oficiales de control y de investigación competentes como la Fiscalía General de la Nación, a donde han sido presentadas las denuncias de los hechos, para que se adelanten manera inmediata y urgente las investigaciones sobre el origen de las llamadas amenazantes en contra de la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero para dar con sus actores materiales e intelectuales, perpetradores de las amenazas. 
·       A las entidades competentes que velan por el bienestar de las niñas y los niños en Colombia, para que tomen medidas de acción y atención urgentes por el daño moral, sicológico y cultural, que ha sido ocasionado a la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero.
·       Al Gobierno Nacional de Colombia, para que a través del Ministerio del Interior y de Justicia y su programa de protección, se activen las medidas urgentes de protección colectiva  a las y los integrantes de la Organización Fuerza de Mujeres Wayuu, quienes a pesar de las denuncias proferidas en otras oportunidades por hechos similares que atentan contra sus vidas, siguen en condiciones de riesgo inminente.

·       A los organismos internacionales veedores de la protección de los derechos humanos como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Colombia, para que en cumplimiento de su mandato, inste al estado Colombiano a cumplir con las acciones de protección de las mujeres  indígenas, así como de todos los defensores y las defensoras de derechos humanos.
·       Finalmente, hacemos un llamado fraternal a las Organizaciones Nacionales e Internacionales de DDHH, a las Misiones y Cuerpos Diplomáticos acreditados en Colombia, para que manifiesten su abierto rechazo ante los hechos ocurridos y para que igualmente exíjan a las autoridades colombianas, la protección inmediata de la vida de la niña Wayuu de 15 años Génesis Gisselle Gutiérrez Romero y se monitoree de manera permanente la situación de las mujeres Wayuu que se encientran en riesgo inminente.  
Resguardo Wayuu de Zahino
Barrancas, La Guajira
7 de mayo de 2014